Como parte de su estrategia para diversificar sus actividades, Rosamonte, conocida empresa argentina dedicada a la producción de yerba mate, ha optado por la acuicultura. La empresa convirtió 140 hectáreas de sus instalaciones ubicadas en Apóstoles, Misiones, en estanques para la cría de pacú (Piaractus mesopotamicus), según informó Fis. Según la jefa del proyecto, Maricarmen Martínez, la empresa espera obtener un rendimiento de 10 mil peces por hectárea y, en estos momentos, está a punto de realizar la primera cosecha. De manera simultánea, la compañía está construyendo una planta frigorífica para industrializar su producción de pacú, con la que espera poder ingresar a los mercados de Brasil, Estados Unidos y Europa, donde existe una buena demanda por esta especie. Rosamonte es la cuarta principal productora de yerba mate en Argentina, con una importante participación en el mercado interno. Sin embargo, la empresa espera que el lanzamiento de su proyecto de acuicultura la ayude a expandir sus mercados, considerando la difícil situación que atraviesan las empresas yerbateras en general, como consecuencia de los bajos precios del producto y los pobres resultados de la presente cosecha.