El uso de técnicas de biología molecular para la observación de enfermedades como la Anemia Infecciosa del Salmón, ISA, necesitan ser abordadas con extrema precaución, según fue discutido en la reciente conferencia “Cultivo de peces y el medio ambiente”, en Galway, Irlanda. Técnicas como la “Polymerase Chain Reaction”, PCR, y “Enzyme Linked ImmunoSorbant Assay, Elisa, han sido consideradas como el camino a futuro en el diagnóstico de enfermedades y están siendo tomadas en cuenta para su aplicación en la observación del ISA y en los exámenes de pescado importado. Según informa Intrafish, la Dra. Maura Hiney, del Grupo de Enfermedades de Peces de la Universidad Nacional de Irlanda, Galway, explicó en la conferencia que hasta validar estas técnicas, no pueden entregar suficientes datos exactos para usarlas en la observación de enfermedades. También expresó que se debe tener precaución sobre el uso de esta tecnología para la observación del ISA, tema que ha sido debatido en el borrador de la propuesta de la comisión del ISA. La Oficina Internacional de Epizootias, OIE, también está considerando el uso de técnicas de PCR para examinar pescados y productos importados. Sin embargo, la Dra. Hiney enfatizó en la necesidad de validarlas, antes de realizar cualquier movimiento. Fiona Gegan, de la Unidad de Salud de Peces del Instituto Marino, dijo que “el realismo está comenzando a avanzar lentamente y el PCR solamente será usado dentro de un grupo de otras pruebas”. Agregó que esta técnica solamente será usada como prueba de confirmación, en apoyo de un IFAT positivo o en el resultado de pruebas de cultivo, pero no será usado como un solo examen. La Dra. Hiney le dijo a Intrafish que la observación de enfermedades tiene el potencial de identificar posibles organismos dañinos, en poblaciones salvajes y cultivadas, y es la base del manejo de decisiones y la aplicación de controles de regulación. Monitoreando ambientes salvajes o de cultivo, también es posible proporcionar un sistema de advertencia y una ayuda a los lugares de estudio. PCR y ELISA tienen el potencial de proveer pruebas más rápidas, selectivas y menos letales, comparadas con los métodos tradicionales de cultivo, los cuales pueden tomar sobre tres semanas, no son selectivos y podrían ser letales para el pez.