En el marco de las actividades del proyecto “Investigación y manejo de praderas de lugas en la X y XI Regiones”, perteneciente al Fondo de Investigaciones Pesqueras 1999, el Instituto de Fomento Pesquero, Ifop, realizó el seminario taller “Bases para la implementación de medidas de protección para la luga negra (Sarcothalia crispata)”. El propósito del encuentro fue difundir la información que sobre esta especie se había generado durante el desarrollo del proyecto y crear una instancia de diálogo entre los pescadores artesanales, los empresarios y un equipo de técnicos, a fin de determinar alternativas para un mejor manejo de la especie. “Existe poca información científica respecto a la luga negra, pese a su importancia para la actividad productiva y para el sector pesquero artesanal, por lo cual hoy en día se están buscando medidas para su protección”, dijo durante la ceremonia de bienvenida a la actividad Eduardo Bustos, director zonal del Ifop. Las temáticas abordadas durante el encuentro estuvieron relacionadas con la utilización y destino de las algas carragenófitas, la dinámica poblacional de la luga negra en la X y XI Regiones, el potencial reproductivo de esta especie en ambas zonas y algunas políticas para regular las actividades extractivas de macroalgas. “Lo más interesante, es que al término del evento se formó una comisión nacional de trabajo, integrada por empresarios, miembros del sector pesca artesanal e Ifop, para discutir sobre todos los aspectos relacionados con la biología del recurso luga”, dijo Marcela Ávila, jefa de la Unidad Técnica de algas de Ifop. La luga negra es una especie de alga roja que presenta una o más láminas de color pardo rojizo, que alcanza longitudes de hasta 90 cm, y se distribuye a lo largo de la costa, desde Valparaíso hasta Tierra del Fuego. En Chile, las zonas de mayor actividad extractiva del alga son la X y VIII Regiones, respectivamente.