De acuerdo con lo publicado en El Sur de Concepción, la medida fue adoptada ante la drástica disminución de la cuota de merluza, su principal producto de exportación, que fue recortada en un 50% en el 2005 y en otro 7% en el presente año.

El gerente general de la compañía, Rodrigo Gouet, explicó que el precio del dólar y el alza de los combustibles, sumado a la disminución de la actividad extractiva de merluza y a la suspensión de la captura comercial del langostino desde el 2000, hicieron imposible mantener a la empresa abierta. La sociedad ya había realizado una primera reducción de personal a principios del 2005, cuando 200 funcionarios fueron despedidos. Ayer, 50 personas quedaron desempleadas.