Prodalmar, propiedad del empresario antofagastino René Piantini, fue distinguida en el norte de Chile en la categoría Empresa Exportadora en el marco del 35º aniversario de ProChile. La firma -que envía su producción de algas preferentemente a los mercados asiático y europeo- también participa de una serie de proyectos de innovación ligados a estos recursos marinos.

En efecto, ProChile en su aniversario, premió a empresas a nivel nacional en las categorías de Exportadora Regional, Exportadora Innovadora, Trayectoria, Mujer Exportadora y Producto/Servicio con identidad país. En la Región de Antofagasta, la distinción en la primera categoría recayó en Prodalmar, por lo que el director regional del organismo, Roberto Peralta, entregó el premio.

"Este es un reconocimiento hacia la gente que trabaja con nosotros en Prodalmar, a la región y a quienes fundaron la empresa Jalil y Fuat Tala, quienes fueron pioneros a nivel nacional en la exportación de algas", dijo Piantini al Mercurio de Antofagasta.

Inicios

Prodalmar inició sus operaciones comerciales en 1974 bajo el nombre de Prodalmar Tala Ltda. Esta nace como una empresa familiar exportadora de algas pardas, siendo sus principales mercados Japón, Escocia y Estados Unidos. En 1980, comienza a centralizar su comercialización, quedando Escocia como único destino hasta 1994. En esa época, Escocia compraba menos de 60 t al año, lo que equivale a alrededor de US$ 600 mil.

Durante 1993, la familia Tala decide vender sus acciones, las que fueron compradas por Piantini conformando una nueva empresa, incorporando nuevos sistemas de producción y ampliando diseños en las plantas para un mejor abastecimiento de calidad y entrega del producto a sus clientes.

Construyeron dos plantas en Ovalle (La Chimba y Recoleta), se transformó la planta de Vallenar (Colombo) como también la de Antofagasta (La Portada). Esta nueva política de modernización le permitió la apertura de mercados como Noruega, Japón, China y Francia, logrando excelente posición en la exportación de los productos, convirtiéndose en la primera del país en la exportación de algas pardas.

Actualmente, Prodalmar construye una nueva planta en Paine, posee 110 trabajadores y da empleo indirecto a cerca de 250 recolectores, con ventas por US$ 12 millones durante el 2008.

Proyectos

Sin embargo, uno de los aspectos que distingue a esta firma regional tiene que ver con su vinculación a los proyectos de investigación e innovación. En la actualidad, trabajan en un biorreactor con la Universidad Arturo Prat y buscan nuevos usos para las algas pardas con la Fundación Chile. También trabajan en el desarrollo de biocombustible en base a microalgas, en conjunto con la Universidad de Antofagasta.