(CBC News) La compañía Cooke Aquaculture se encuentra en el proceso del cierre de su planta de procesamiento de salmón de Harbour Breton en Terranova (Canadá), a raíz de una orden de la Agencia de Inspección Alimentaria de Canadá (CFIA) para eliminar un gran número de sus salmones infectados con virus ISA.

La CFIA previamente confirmó el brote de virus ISA en Hermitage Bay, instalación que también pertenece a la compañía durante el mes de junio, pero la empresa tenía la esperanza de terminar el proceso de parte de su stock de salmón.

El portavoz Cooke Aquaculture, Nell Halse, dijo que ya se notificó a los trabajadores de la planta que serán desvinculados. “En realidad, nuestra esperanza era que hubiéramos podido completar el proceso de engorda de los peces y ser capaces de cosecharlos y comercializarlos. Pero se experimentaron algunas mortalidades por lo que ahora tenemos la orden de despoblar las instalaciones”.

Halse dijo que la compañía se verá obligada a despoblar dos jaulas en el sitio, pero no podrán decir cuántos peces se vieron afectados, solo que el número era “sin duda importante para nuestras operaciones de Terranova”.

“En general es menos del 3% de todo el volumen para América del Norte”, dijo Halse.

Se ha sugerido que el cierre de la planta de Harbour Breton podría durar hasta seis meses o más, pero Halse sostuvo que la compañía no estaba del todo segura de que la planta pueda volver a funcionar.

“Es una situación temporal”, dijo. “No estamos seguros de cuánto tiempo se trate. Pero ciertamente estamos trabajando para poder procesar de nuevo tan pronto como sea posible”.

Fuente / CBC News