(El Dínamo) La organización mundial de conservación WWF aplaude una iniciativa de más de una docena de países, entre ellos Chile, para congelar los subsidios que favorecen la sobrepesca, esperando que esto motive la acción de otras naciones y ayude a acelerar el progreso de más de una década de negociaciones en la Organización Mundial de Comercio (OMC).

En un comunicado conjunto durante la Novena Conferencia Ministerial de la OMC, los ministros de comercio de Argentina, Australia, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Islandia, Nueva Zelanda, Noruega, Paquistán, Perú, Filipinas y los Estados Unidos se comprometieron a que sus países no introducirán ningún nuevo subsidio que contribuya con la sobrepesca o la sobre capacidad en flotas pesqueras, y que no ampliarán ningún programa existente que pudiera ocasionar eso.

Estos países, conocidos colectivamente como los “amigos de los peces” también hicieron un llamado conjunto para la pronta conclusión de las negociaciones con miras a adoptar nuevas reglas de la OMC que prohíban los subsidios pesqueros dañinos.

“El pronunciamiento hecho hoy en Bali por los ‘Amigos de los peces’ muestra el liderazgo permanente de estos países en la lucha para terminar con la sobrepesca subsidiada”, dijo John Tanzer, director del programa Marino Global de WWF.

“Es difícil entender por qué no todos los gobiernos toman el mismo compromiso. Con tantas pesquerías explotadas por sobre los límites biológicamente aceptables, y con un billón de personas dependiendo de las mismas para su seguridad alimentaria, los subsidios que favorecen la sobreexplotación pesquera son un forma de locura”, agregó.

“Los malos subsidios socavan el buen manejo de las pesquerías, mientras que subsidios o créditos blandos adecuados pueden facilitar la buena gestión de las mismas, su sustentabilidad y el desarrollo del sector”, señaló Mauricio Gálvez, coordinador Regional de Pesquerías de WWF para el Cono Sur. “En este sentido, en Chile estaremos atentos a que el proyecto legal que creará el nuevo Instituto de Desarrollo de la Pesca Artesanal (IDEPA) tenga los instrumentos financieros adecuados para la recuperación de pesquerías y la sustentabilidad de las mismas. Ya hemos enviado nuestras observaciones al Congreso y esperamos que sean debidamente atendidas”, puntualizó.

WWF ha trabajado por más de una década para terminar con los subsidios contrarios al manejo sustentable de pesquerías. Sin embargo, expertos estiman que los subsidios anuales a la pesca comercial en el mundo equivalen a US$10 billones, los que se entregan sin medir los impactos en la sustentabilidad. Los ‘Amigos de los peces’ han sido claves en promover nuevas reglas legalmente vinculantes de la OMC con el objeto de prohibir los subsidios pesqueros más peligrosos y someter el resto a estrictos criterios ambientales.