(Sindicato de Patrones de Pesca) El presidente del Sindicato de Patrones y Capitanes de Pesca de la Región del Biobío, Juan Carlos González, emplazó al presidente de la Federación de Pescadores Artesanales de la Región del Biobío (Ferepa Biobío), René Chaparro, y al Gobierno frente a la escasez de recursos.

“En su planteamiento (Chaparro) expone no solo el problema, sino también parte de la solución; y es verdad lo que él dice. ‘No solo de sardina y anchoveta vive el pescador’, ya que antes de la fiebre del oro de la sardina y anchoveta, solo habían en la región alrededor de 50 embarcaciones que trabajaban en esta pesquería. Hoy son más de 600”, manifestó Juan Carlos González, agregando que el excesivo aumento del parque de naves destinadas a estas pesquerías, fue lo que provoco su colapso.

“Hoy en este escenario, se nos presentan dos caminos, uno corto y otro más largo, el primero es más drástico, significa parar todo. Esto exige una acertada mitigación del efecto social que esta medida provocaría. La pregunta es si el Gobierno estará dispuesto a hacerlo, ya que por lo que nos ha tocado vivir, el actual no ha tenido la voluntad de hacerlo, por lo menos con los trabajadores del sector industrial”, comentó González.

“El segundo es de más largo plazo donde la recuperación será más lenta, pero también menor el impacto social. Será menor el esfuerzo económico que el Gobierno deberá hacer, creo la segunda es la más acertada, la de largo plazo. Donde la voz de los Comités Científicos Técnicos será la clave en este proceso, junto al trabajo de dirigentes. Que entienden la seriedad de este problema donde el fantasma de la desocupación se debe mitigar al máximo, con el esfuerzo y trabajo de todos, no de aquellos que a través de la presión social, mal canalizada, desean acarrear agua para su molino, arrogándose la representatividad de todo un sector”, finalizó.