(EFE Agro) El  Consejo de Ministros de Pesca de la Unión Europea (UE) celebrará los próximos lunes 16  y martes 17 de diciembre en Bruselas (Bélgica) su tradicional reunión de fin de año para discutir los Totales Admisibles de Capturas (TAC) y cuotas pesqueras de 2014.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y los consejeros autonómicos celebraron esta semana en Madrid (España) una reunión para preparar dicho consejo. El Gobierno y autonomías esperan “ser capaces de conseguir cerrar un buen acuerdo para la flota”, según declaró la consejera del Medio Rural y Mar de Galicia, Rosa Quintana.

La situación de partida es “buena”, aunque hay “alguna dificultad” con especies como el jurel, según explicó Quintana, quien acompañará al ministro del ramo, Miguel Arias, en el Consejo de Bruselas, en representación de las comunidades autónomas.

La propuesta de la Comisión Europea (CE)  sobre la que discutirán los ministros recoge incrementos de capturas de especies de importancia para los pescadores españoles. Destaca la subida de la merluza, del 49% en el caso de las aguas del norte o Gran Sol, y del 15% en el caladero ibérico. También plantea elevar un 86% la pesca del gallo ibérico.

Por el contrario, Bruselas plantea  reducir la pesca de cigala (-10% o -18% según la zona) y del jurel o chicharro (+17% en el Golfo de Cádiz y -40% en el Cantábrico).

La consejera manifestó que el recorte de cuota de jurel es “irracional”, porque la situación del recurso es buena.

Quejas por el atún rojo

Por otra parte, el consejero de Agricultura y Pesca de Cataluña, Josep María Pelegrí, criticó durante la reunión en Madrid, que la UE no incremente las capturas de atún rojo del Atlántico y del Mediterráneo.

Las decisiones sobre esta especie se tomaron en la reunión de la Comisión Internacional para el Atún Atlántico (ICCAT, siglas en inglés), en Ciudad del Cabo en noviembre. Dicha cuota se mantendrá en los niveles de 2013.

Pelegrí ha lamentado que la comisaria europea de Pesca, María Damanaki, se opusiera a elevar la pesca del atún rojo. A su juicio “esto provoca un grave perjuicio”, por “penalizar la gestión sostenible” que está acometiendo la flota dedicada a su extracción.