(Ferepa Biobío) Como “un nuevo  golpe al sector pesquero artesanal”, calificó el presidente del directorio de la Federación de Pescadores Artesanales de la Región del Biobío (Ferepa Biobío), René Chaparro,  la resolución de la seremi de Salud que a través de resolución Exenta N°39.753 prohibió la elaboración de productos en base a materias primas de mariscos bivalvos provenientes del sector de Tubul (Región del Biobío), a partir del 10 de diciembre.

La resolución prohíbe el transporte, tenencia, comercialización, distribución, venta y consumo de productos del mar susceptibles de ser contaminados con  marea roja.

El presidente de Ferepa Biobío sostuvo que “la medida sanitaria no especifica el radio contemplado y los sectores de la pesca artesanal de las caletas de  Lavapiés, Llico, Isla Santa María, Arauco, las que  no han sido informadas respecto de si sus áreas de trabajo están dentro de la prohibición”.

Ante la falta de información, René Chaparro solicitó a la autoridad una más amplia documentación en torno a lo que estaría generando la medida. El dirigente estima que no cree que se trate de marea roja y su preocupación se enfoca más en que los pescadores se encuentren con las manos atadas, sin poder trabajar.

“Lo otro es que este tipo de medidas –manifestó Chaparro– si bien es cierto cautelan la salud de los consumidores, genera una incertidumbre social y laboral entre los pescadores artesanales de la que nadie se hace cargo”.