En reunión sostenida con pescadores artesanales en Vallenar (Región de Atacama) el pasado miércoles 18 de diciembre, el subsecretario de Pesca y Acuicultura, Pablo Galilea, informó que la veda impuesta a los recursos de algas pardas se mantendrá hasta el próximo 31 de diciembre con el objeto de proteger la sostenibilidad del recurso.

A la reunión asistieron más de treinta representantes del sector pesquero artesanal; la gobernadora de la Provincia del Huasco, Berta Torres; el gobernador de la Provincia de Chañaral, Luis Campusano; el director nacional del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), Juan Luis Ansoleaga; entre otras autoridades, con el objetivo de analizar el conflicto manifestado por el sector alguero artesanal ante la cuota del recurso huiro negro establecida para 2014.

En la ocasión, el subsecretario Galilea comunicó que con respecto a la cuota anual 2014 de huiro negro para la Región de Atacama, definida por el Comité Científico Técnico (CCT) en 64 mil toneladas húmedas, la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) financiará a través del Fondo de Investigación Pesquera (FIP) un estudio de evaluación directa que permita determinar el estado del recurso huiro en dicha región, por un monto de $100 millones.

Esta investigación permitirá contar con nuevos antecedentes técnicos para que el CCT pueda evaluar el estado del recurso y analizar una eventual modificación de la cuota.

La autoridad se comprometió a agilizar los plazos de este proyecto durante el primer semestre de 2014 y generar una participación de los pescadores artesanales en la formulación de los términos de referencia técnicos, para lo que es necesario que los dirigentes que firmaron el acuerdo en Vallenar presenten sus propuestas, a través del Comité de Manejo de Algas de la Región de Atacama. “En caso de no ser suficiente el monto asignado para la investigación, se solicitará aportes al Gobierno Regional o a privados”, explicó la autoridad acuícola-pesquera.

Respecto con los pescadores denominados “históricos”, la Subpesca informó que existen un total de 1.846 algueros inscritos como extractores de huiro en la región y el registro se encuentra cerrado desde 2005.

En este contexto, organizaciones de Atacama han requerido insistentemente durante el año la formalización de actores tradicionales, para esto presentaron durante diciembre un listado de 405 personas. Respecto con esta cifra, la autoridad comunicó que existen 39 personas que se incorporarán a la brevedad al Registro por efecto de la Resolución N°3115/2013, para el grupo restante durante enero de 2014 se generará una solución en el marco de las acciones que permite la normativa pesquera.

Esta acción fue ampliamente valorada por los dirigentes de la pesca artesanal pues esperaban poder formalizar la actividad de los pescadores, según explicó Héctor Zuleta, representante de la Provincia de Huasco en la Comisión de Manejo de Algas Pardas de la Región de Atacama.

Fiscalización de extractores ilegales

Durante la reunión, Juan Luis Ansoleaga informó que durante el verano el Sernapesca implementará un plan especial de fiscalización focalizado en el litoral para controlar a los ilegales, principalmente veraneantes, que extraen el alga en la zona en la temporada estival.

Con respecto a los procedimientos autorizados, los recolectores y los buzos deberán acreditar el origen legal con el formulario de desembarque artesanal (DA) debidamente llenado, cada vez que realicen una comercialización. Por su parte, el comerciante deberá visar su guía de despacho en cada transacción en la oficina del Sernapesca, presentando el formulario de comercialización de recursos frescos (ACF), los DA de cada recolector y las facturas de compra. Se continuará con el timbraje semanal que había implementado el Sernapesca.

Del mismo modo, el Servicio evaluará que aquellos actores que no saber leer ni escribir y no pueden llenar el DA, puedan entregar un poder simple firmado en presencia de un funcionario del Sernapesca. Actualmente la obligación es un poder notarial.