(gulfnews.ca) Barry Group Inc., propietario de Cooke Aquaculture, declaró públicamente su intención de no renovar el contrato de las instalaciones salmonicultoras en Harbour Breton en Terranova (Canadá) tras su fecha de vencimiento, con el fin de operar la instalación por su cuenta a partir del 31 de enero.

En un comunicado oficial, el gerente de Comunicaciones de Cooke Aquaculture, Chuck Brown manifestó que “vamos a seguir buscando en nuestras opciones para cumplir con nuestros requisitos de procesamiento en nuestras operaciones de Terranova y, esperamos requerir capacidad de procesamiento en la primavera o el verano de 2014”.

Lo anterior en el contexto de que el Barry Group espera recuperar parte de los 150 empleados que perderán sus puestos de trabajo.

La instalación Harbour Breton fue utilizada para producir productos para los mercados de salmón y trucha fresca de la compañía desde 2008.

Sin embargo, Barry Group no ha detallado el número de puestos de trabajo que ofrecerá cuando se reanude la instalación.

Desde noviembre de 2013 la empresa no ha procesado salmón debido a una orden de la Agencia de Inspección Alimentaria de Canadá (CFIA) para eliminar un gran número de sus salmones infectados con virus ISA.