Dirigentes de las federaciones de trabajadores pesqueros de la Región del Biobío -Federación de Sindicatos de las Plantas de Consumo Humano de Coronel y Talcahuano (Festrach), Federación de Sindicatos de Trabajadores de la Industria Pesquera (Fesip), Federación de Trabajadores Pesqueros (Fetrapes), Sindicato de Patrones y Capitanes de Pesca, además de dirigentes de los sindicatos de la empresa Blumar- se tomaron ayer miércoles 22 de enero la Secretaría Regional Ministerial (Seremi) de Economía argumentando una falta de “compromisos serios” por parte del Gobierno ante los despidos que se han efectuados por la rebaja de la cuota de la merluza en un 52%.

Los representantes de dichas entidades afirmaron que lo anterior provocó que hace una semana se cerrara la planta de Blumar en el área demersal, despidiendo a un total de 170 trabajadores dentro de los cuales también se finiquitó al 50% de la tripulación de sus barcos pesqueros en esa especie (merluza).

Toma Seremi de Economía del Biobío

La toma de la Seremi de Economía se mantuvo por tres horas y media hasta concretar una reunión a las 15:00 hrs. con el intendente regional, Víctor Lobos, quien se comprometió a apoyar a los trabajadores y entregar soluciones en conjunto con el Fondo de Administración Pesquero (FAP), la misma Seremi de Economía y el Fondo de Solidaridad e Inversión Social (Fosis).

“Se realizarán proyectos de emprendimiento para los trabajadores desplazados y el intendente se comprometió en presentar este proyecto al Consejo Regional en febrero próximo para su aprobación y poder tener todo listo en el menor tiempo posible con los fondos del Gobierno Regional y el FAP”, puntualizaron desde la Festrach.