(El Mercurio) Estudios ligados a la situación de diversas pesquerías en el país, entre ellas el stock de anchoveta en Arica, y análisis sobre la situación sanitaria del rubro salmonicultor, son algunos de los múltiples proyectos de investigación en pesca y acuicultura que se realizarán este año en el país.

Para ello, el Gobierno destinó $20.600 millones -cerca de US$ 37 millones-, de los cuales $14.500 millones están orientados al financiamiento de estudios a través del Instituto de Fomento Pesquero (IFOP).

Los recursos para este año superan a los $15.632 millones que el Ejecutivo autorizó en 2013 y sobrepasan ampliamente a los $6.779 millones de 2010. El subsecretario de Pesca y Acuicultura, Pablo Galilea, comentó que los dineros para investigación en este sector han experimentado un incremento promedio de 31% anual en los últimos cuatro años.

Galilea explicó que una parte relevante de los análisis que se contempla efectuar ayudará a precisar de mejor forma las cuotas de captura de las distintas pesquerías para 2015. La industria pesquera cuestionó las fuertes bajas en las cuotas asignadas para este año.

«Este salto es producto de la necesidad que tenemos de entregarles insumos a los comités científicos, los que ahora de manera autónoma y basándose en aspectos biológicos toman la decisión de fijación de cuotas. Era necesario contar con más y mejor investigación», sostuvo Galilea.

La autoridad aseguró que con estos estudios, los científicos «van a tener la posibilidad de fijar con mayor precisión las cuotas».

El programa involucra cerca de 130 diferentes iniciativas vinculadas al sector pesquero extractivo y a la acuicultura. Se incluyen monitoreos económicos de ambas industrias.

Así, por ejemplo, destaca la revisión de la eficacia y seguridad de productos biológicos usados en la salmonicultura, estudios de desempeño ambiental de la acuicultura y su efecto en los ecosistemas de emplazamiento y asesorías externas en normativas y políticas públicas para la acuicultura nacional, entre varias otras iniciativas.

En el ámbito pesquero, algunos de los proyectos son la evaluación del stock desovante de anchoveta en las regiones de Arica y Parinacota y de Antofagasta, donde también se harán análisis hidroacústicos de esa pesquería.

La extracción de anchoveta es la principal actividad pesquera de Arica, la que quedó resguardada tras el fallo de la Corte Internacional de La Haya. Las investigaciones de este año también abordarán diversas pesquerías en las diferentes zonas del país.