(El Pulso) El pasado mes de diciembre la Asociación de la Industria del Salmón de Chile A.G. (SalmonChile) anunció la llegada de Felipe Sandoval a la presidencia de la institución, en reemplazo de María Eugenia Wagner.

La ex subsecretaria de Hacienda del gobierno de Ricardo Lagos asumió en el mejor año de la industria post crisis ISA, y apostó por la sustentabilidad y la unidad del gremio. Ello se plasma con la vuelta a la entidad de AquaChile, -ligada a las familias Puchi y Fischer- la primera exportadora de salmón de nuestro país.

“Hoy la agenda normativa es bastante unida y todos saben que tienen que estar dentro para poder negociar, porque la autoridad no negocia con dos; negocia con uno. En ese sentido estaban abordados los objetivos de ese momento”, explica un ejecutivo de la industria que opta por la reserva de su nombre.

Hoy los desafíos son diferentes y hay que tener las sensibilidades para mover con rapidez el buque, explican otro ejecutivo salmonicultor.

Aunque cuenta con el apoyo de todo el gremio, Felipe Sandoval destaca porque lo respalda uno de los grandes: AquaChile, empresa de la cual provenía.

Ejecutivos destacan su gran capacidad de trabajo y sus redes políticas como ex subsecretario de Pesca del gobierno de Lagos. A ello se suma su liderazgo interno, y el amplio manejo de la regulación generada post ISA. Durante el anterior gobierno de Bachelet, Sandoval asumió como secretario ejecutivo en la “Mesa del Salmón”, instancia que buscaba definir las tareas para mejorar la producción de la industria.

Las fuentes coinciden en destacar cuál será su mayor desafío: enfrentar la normativa que ha disparado los costos. Su cercanía con la autoridad vigente lo hicieron de forma natural asumir una posición de liderazgo al interior del gremio. ¿Primera tarea? Agendar reunión con nuevas autoridades.