(Diario de Aysén) El nuevo presidente de SalmonChile, Felipe Sandoval, afirmó que el gremio que representa se ha consolidado en el país como el tercer actor en importancia en envíos al exterior con un US$3.500 millones recaudados en 2013, en una cifra que señaló incluye el 75% de las exportaciones de la zona sur-austral del país.

Sandoval respondió en una carta enviada al diario de economía Pulso a los juicios vertidos en este medio sobre la amenaza permanente a la industria por las derivaciones del virus ISA, patógeno que provocó el desplome del sector entre el 2007 y 2010. La crisis de la industria salmonera entre el 2007 y 2010 significó pérdidas por unos US$5.000 millones y el recorte de unos 15 mil puestos de trabajo.

“La industria del salmón sí es relevante para la economía nacional. A modo de ejemplo, en 2013 la salmonicultura fue el tercer actor más importante de las exportaciones del país, luego del cobre y la fruta. El salmón aportó US$3.500 millones al total de envíos de Chile al exterior, representando el 36% de las exportaciones de alimentos, el 75% de los envíos de la zona sur-austral, el 84% de las exportaciones de alimentos del mar y un 4,6% de las exportaciones totales del país”, afirmó el presidente de SalmonChile.

“En términos de empleo, la industria genera 34.205 empleos directos y 44.466 empleos indirectos y la desocupación en la Región de Los Lagos es de 2,7%, gracias al desarrollo de la salmonicultura”, agregó.

Como muestra del supuesto escenario de inestabilidad que enfrenta la salmonicultura se consideran las deudas contraídas en el período de crisis ISA que ha llevado a ciertas empresas como Invermar a reconocer la necesidad de renegociar con los bancos sus pasivos. Representantes de Marine Harvest, en tanto, han sostenido que producir un kilo de salmón en Noruega resulta seis veces más rentable que en Chile debido a los estrictos controles sanitarios impuestos por las autoridades competentes del país.

Demanda de mayores mercados

La Región de Aysén posee una participación decisiva en el sector con 50% de la biomasa total y más del 60% del salmón Atlántico, principal especie. En generación de empleo la industria concentra unos 5.500 puestos de trabajo. A su vez, dentro de la matriz productiva regional el sector de pesca acuicultura y productos del mar en noviembre pasado acumulaba envíos por unos US$167 millones, en lo que correspondía al 53,31% de envíos de la región al exterior, según ProChile.

Esta misma entidad informaba a fines del 2013, que el salmón congelado se encontraba entre los nueve productos con liderazgo mundial tras embarques desde el país.

“Vemos que la demanda aumenta cada vez más a través del interés de mercados competitivos por tener en su oferta productos saludables. Sabemos que poseemos grandes ventajas competitivas, debido principalmente a la geografía y las condiciones climáticas del sur de Chile, que son óptimas para el desarrollo de la acuicultura, la que nos sitúa como el segundo mayor productor mundial”, aseveró Sandoval.

“El 2013 fue un año en que el sector en su conjunto demostró avances importantes: se aprendió a convivir con apariciones de casos de virus ISA, a luchar y subsistir con resultados económicos desfavorables, y a enfrentar mayores costos de producción”, agregó.

Según registros de Sernapesca, los casos de ISA llegaron a cuatro en 2013, con tres brotes y un centro confirmado, todos correspondientes a Aysén. En pleno período de crisis del ISA se llegaron a contabilizar 20 casos en un mes, cuando la mayor parte de la producción nacional se registraba en la Región de Los Lagos.