(La Tercera) Mayor cuota de jurel es lo que busca Chile en el corto y mediano plazo. Con ese objetivo delineado y acordado con la industria nacional, el Gobierno propuso en la última reunión de la Organización Regional de Pesca del Pacífico Sur (ORP-PS) -realizada a fines de enero en Malta, Ecuador- una medida compensatoria que busca poder transferir cuota de pesca entre los países integrantes de la organización.

La ORP entró en plena vigencia en 2012, cuando Chile ratificó un acuerdo impulsado por la Cancillería, el Ministerio de Economía y la Subsecretaría de Pesca. La convención busca, entre otras cosas, establecer las reglas para la regulación de las pesquerías transzonales en altamar, así como el marco para que los Estados costeros y los Estados de aguas distantes acuerden medidas de administración y conservación. Entre sus integrantes está Belice, China, Unión Europea, Islas Faroe, Corea, Federación Rusa y Vanuatu. Anualmente, se reúnen todos los eneros y establecen las cuotas de pesca del jurel para los países integrantes.

El subsecretario de Pesca y Acuicultura, Pablo Galilea, detalló que la propuesta de Chile se trata de una regla de compensación que obliga a los países que en un año no pudieron capturar la totalidad de su derecho de pesca, al siguiente traspasen ese porcentaje a los países miembros de la ORP que sí cumplieron con sus capturas.

“Si durante el año previo a la adopción de una medida de acuerdo con los artículos 20 y 21 de la convención, un miembro o CNCP (miembro cooperante no contratante) captura menos del 70% de su límite de captura, el porcentaje resultante de la resta entre el 70% y el porcentaje capturado será distribuido entre los miembros que hayan capturado 70% o más de su límite de captura. Para hacer efectiva esta distribución, el porcentaje restado será distribuido proporcionalmente entre los miembros que capturaron 70% o más, según su participación en la captura total”, estipula la propuesta que presentó el Gobierno.

Galilea explicó que el año pasado quedó cerca del 25% de la cuota global, que establece la ORP a los países integrantes, sin pescar. Parte de ese porcentaje podría haber sido capturado por Chile. “A Chile esto lo beneficia, porque podría aumentar su cuota de pesca”, puntualizó la autoridad.

Recuperar presencia

Durante el año 2013, la cuota global de pesca fue de 360.000 toneladas. De estas, Chile capturó 228.000 quedando más de 20.000 toneladas de jurel sin pescar en la zona norte por la escasez del recurso. Sin embargo, países como Belice no logró capturar su derecho de pesca, cuota que llegaba a 1.031 toneladas de jurel. Lo mismo sucedió con Islas Fareo. La Unión Europea, en tanto, capturó el 8,62% de su cuota.

El fin del Gobierno con esta regla es que el país recupere presencia en la pesquería del jurel, principal recurso nacional que hoy es escaso y que tiene a la industria buscando formas de paliar la limitación del recurso a través de fusiones o diversificando sus negocios. “A Chile esto le interesa, porque antes el país pescaba el 90% de esa pesquería y hoy solo pesca el 69%”, precisó Galilea.

Sostuvo que existe un acuerdo entre los países integrantes de la ORP de recuperar la biomasa del jurel “y en eso todos los países tienen que apoyar”, por eso se limitan los derechos de pesca. Pero agregó que esta propuesta no afecta esa finalidad. “La cuota que fija el comité científico nadie la va a discutir. Ellos fijan una cuota que es óptima desde el punto de vista biológico. Por esto, lo ideal es que esa cantidad de tonelada que se fija, se pesque en su totalidad y no que quede cuota porque países que la reciben no pueden pescarla por no disponen del recurso o porque económicamente no es viable salir a altamar. Por eso este mecanismo es importante, porque el país que no pesque, tiene que entregar parte de su cuota a los países que sí la pescan”, argumentó.

Para la industria, este sería el único mecanismo que permitiría eventualmente subir la cuota de jurel hasta que se recupere el recurso, lo que podría suceder en unos cuatro a cinco años más. “Aumentar la cuota podría lograrse por la compra internacional. La norma propuesta permite transferir cuota entre países miembros y también con empresas de los países miembros”, explicó un ejecutivo del sector.

Estos acuerdos de compra, añadió Galilea, deben hacerse con la venia de los países integrantes. “Para que entre en vigencia la regla que propusimos, necesitamos que sea ratificado por la ORP. Durante este año será analizada y en la próxima reunión, que será en enero de 2015, podría ser ratificada”, concluyó el subsecretario de Pesca y Acuicultura.