(Cridesat) Playa Loreto se ha convertido en una parada obligada para quienes visitan la comuna de Caldera (Región de Atacama). Aquí, durante todo el año y bajo rústicos quinchos, es posible deleitarse con un menú de ostiones vivos que van directo de las piscinas al paladar. Esta oferta gastronómica se ha convertido en una rentable forma de promover el consumo de un producto que en los últimos años se ha visto duramente golpeado por su sobreexplotación, por el cambio climático, los costos de producción y por los bajos precios de países vecinos que también los cultivan.

En este contexto, y con el fin de apoyar a los pescadores artesanales y pequeños acuicultores atacameños, el Centro Regional de Investigación y Desarrollo Sustentable de Atacama (Cridesat), ligado a la Universidad de Atacama (UDA), entregó las primeras semillas de ostión del norte a los dirigentes de la Asociación Gremial de Acuicultores y Profesionales de la Acuicultura (Acuprat) y del Sindicato de Pescadores de Caldera (Sibucal), en presencia del intendente de Atacama, Rafael Prohens, del rector de la UDA, Celso Arias, autoridades locales, pescadores, acuicultores e investigadores.

“Esta entrega es parte del Proyecto FIC Aqua que incluye además semillas de erizo rojo y de algas gracilarias, las que serán presentadas en las siguientes etapas con el objetivo de fomentar la acuicultura y la pesca artesanal de Atacama. En esta primera fase del proyecto productivo biológico se entregan 1.800.000 semillas de las cuales finalmente es cosechado solo 1 millón. Este total, traducido al valor de venta final, reporta una ganancia de $200 millones cubriendo casi en su totalidad el valor integral del proyecto que alcanza los $230 millones financiados con el aporte directo del Gobierno Regional de Atacama, a través de los Fondos de Innovación y Competitividad (FIC)”, destacó el director técnico del Proyecto FIC Aqua, Rafael Crisóstomo.

Proyecto FIC Aqua

“Fomento de la productividad del sector pesquero artesanal y acuícola de pequeña escala de la Región de Atacama: Un incentivo a la diversificación acuícola” es el nombre de la iniciativa presentada por los investigadores del Cridesat, con el propósito de entregar sostenibilidad al sector acuícola local.

En una primera etapa del proyecto, financiado por los Fondos FIC del Gobierno Regional, se implementó una incubadora de especies o “hatchery” multipropósito para producir las semillas que hoy han sido entregadas a los pequeños acuicultores para su cultivo y producción. Luego, se entregarán herramientas técnicas tanto a los sectores productivos participantes (pesca artesanal y pequeños acuicultores), a instituciones públicas y privadas regionales que desarrollen actividades de pesca y acuicultura, y a establecimientos educacionales técnicos para a su vez desarrollar un modelo de negocio.

Para Rafael Prohens, intendente de Atacama, esta entrega marca un precedente en la extracción de productos. “Este es el primer paso de un gran desafío. Chile es uno de los países con mayor longitud en costa y nuestra región, con 540 kilómetros, tiene el desafío de lograr una buena explotación y cuidado de sus productos. La agricultura en nuestra región logró un importante desarrollo desde la década del 70 en adelante, pero hoy pasa por una grave crisis debido a la falta de agua. Esta razón es una limitante para estos recursos en la mirada hacia el futuro; sin embargo, nuestro mar y sus recursos son ilimitados, por lo tanto, los beneficios que podemos obtener de él dependen exclusivamente del esfuerzo que pongamos en cuidarlos y en extraerlos de forma sostenible”.

En tanto, el rector de la UDA, Celso Arias, agradeció el apoyo del Gobierno que es un estímulo para generar nuevas acciones destinadas al trabajo acuícola. “La Universidad de Atacama se caracteriza por su docencia, trabajo e investigación minera, pero a través de estas iniciativas vemos de forma concreta que los recursos marinos son importantes para el desarrollo de la actividad regional. Es por ello que para esta casa de estudios es un gran desafío continuar en esta senda, generando nuevas investigaciones y el trabajo en conjunto con las agrupaciones locales, personas que conocen sus recursos y las necesidades de la comunidad”.

Trabajo en equipo

A bordo de un bote, autoridades de Gobierno, académicas y locales, acompañadas de los investigadores, los pescadores y los acuicultores, partieron rumbo a los cultivos. Ya en el mar sacaron las “linternas” o estructuras cilíndricas donde se cultivan las primeras semillas. Grata fue la sorpresa de todos al ver los pequeños ostiones que en doce meses serán parte de la producción.

“Hoy vemos cómo este proyecto está cumpliendo con su objetivo, es decir, producir semillas para los pequeños acuicultores de Atacama. Esta región ha pasado por un sistema histórico de desabastecimiento de semillas lo que nos ha significado serios problemas, de allí la importancia pues nos permite continuar con nuestro sueño de seguir produciendo ostiones”, comentó el presidente de la Acuprat, Alejandro Montero.

Para el presidente del Sindicato de Pescadores de Caldera (Sibucal), Óscar Luz Tebes, “con esta entrega se da inicio a una nueva etapa en la producción y desarrollo de la acuicultura y la pesca en Caldera. Como extractores le estamos devolviendo la mano al mar, repoblando con ostiones y prontamente erizos, principal producto en nuestras áreas de manejo. Mi deseo, en calidad de presidente del Sibucal, es que este proyecto permanezca en el tiempo y más aún, que paulatinamente vaya aumentando no en cantidad sino en variedad de productos, transformándonos en una granja marina para no depender de un solo producto. Para ello es fundamental trabajar en equipo con las autoridades y los investigadores”.

Beneficiarios

Cabe destacar que los beneficiarios directos de todo el proyecto son todos aquellos pescadores artesanales organizados en la Mesa de Pesca de la Provincia de Copiapó, formada en el marco del programa Chile Emprende en julio de 2009 con el objetivo de buscar soluciones a los problemas de la pesca artesanal. En este orden, el total de población favorecida será de 310 personas pertenecientes a los sindicatos Caleta Totoral; Caleta Los Burros; Caleta Barranquilla; Caleta Pajonales; Puerto Viejo; Puerto Viejo 2; Artesanos del Mar; el Sindicato de Pescadores de Caldera Sibucal; y la Asociación Gremial de Acuicultores y Profesionales de la Acuicultura, Acuprat.

En tanto, los beneficiarios indirectos serán todos aquellos pescadores organizados, que teniendo o no áreas de manejo o concesiones acuícolas, están interesados en adquirir los conocimientos para desarrollar acuicultura e incrementar sus competencias, a través de talleres, seminarios y cursos específicos del área. En este caso son aproximadamente treinta agrupaciones de pescadores artesanales.

También la iniciativa beneficiará de forma indirecta a aquellos pequeños acuicultores, que no pertenezcan al gremio de la Acuprat, y presenten interés en el abastecimiento de semillas y en la diversificación de sus centros de cultivos. Por otra parte, las instituciones públicas y privadas que presenten interés en adquirir conocimientos y capacidades técnicas en el área de pesca y acuicultura, también formarán parte de la población beneficiaria.