(Diario Financiero) Camanchaca tiene confianza en la recuperación de los negocios donde participan, el área pesquera y la acuicultura.

En el marco de un reconocimiento que los sindicatos N°1 y N°2 de la empresa en Tomé (Región del Biobío) le realizaron a los controladores de la compañía, Jorge Fernández y Francisco Cifuentes, el gerente general de la firma, Ricardo García, habló con DF acerca de los desafíos y lo que viene en el negocio pesquero y acuícola.

¿Cómo ven el crecimiento de Camanchaca para este año en el negocio salmonicultor y en el pesquero?

En el negocio de la pesca, las cuotas asignadas para el año 2014 por las autoridades son iguales o mayores a nuestros niveles de capturas de 2013, en todas nuestras licencias. En el caso del jurel, estamos produciendo más pescado entero congelado para consumo humano. En la sardina, los antecedentes preliminares de la temporada permiten pensar en una recuperación de la biomasa en el sur. Todos estos factores nos hacen estimar un mejor año 2014 en relación con el año pasado.

En la salmonicultura estamos optimistas, pues observamos precios más consistentes con trayectoria histórica, sumado a mejoras sanitarias que están asociadas a la mayor colaboración sanitaria entre productores, especialmente en el control de cáligus.

¿Mantendrán o aumentarán la producción de salmónidos este año? ¿A cuánto?

En el caso de salmones, prevemos un nivel total de cosechas similar al del año 2013; es decir, unas 38 mil toneladas, pero con un leve aumento de salmón Atlántico y una baja en la trucha. En esta última especie hemos decidido detener temporalmente su siembra en tanto no haya claros indicios de mejoras en la situación sanitaria asociada al SRS. En todo caso, en los últimos años nuestro foco ha sido el salmón Atlántico, con más del 80% de la producción.

¿Cuáles son los principales proyectos de inversión de la compañía para este año?

Inversiones de mantenimiento y también en algunos proyectos marginales de alta rentabilidad asociados con eficiencia de energía y costos, la línea de consumo humano en la pesca, relocalizaciones en la salmonicultura, y readecuaciones de nuestra operación pesquera de Iquique (Región de Tarapacá) para que sea compatible con la expansión del puerto.

¿Ven espacios para fusiones y adquisiciones en salmónidos o en pesca? ¿Esperan participar de esos procesos?

En la pesca vemos muy poco espacio, pues aquí ya se registró un fuerte proceso de consolidación en años pasados. En la industria salmonicultora es posible que continúe, pero quizás no influido por situaciones de necesidad financiera o productiva, sino de pura conveniencia de mejor valorización del negocio. En nuestro caso, poseemos suficiente espacio interno de crecimiento como para pensar en algo exógeno.

¿Cuáles son sus proyecciones respecto la evolución de la oferta, la demanda y el precio en el negocio salmonicultor?

Para este año se estima un crecimiento en torno al 5% para la oferta mundial de salmón Atlántico, con la producción noruega esta vez creciendo parecido a la chilena, que estimamos se dará una pausa de crecimiento en búsqueda de rentabilidad y generación de excedentes de caja, antes de dar un paso adicional. La demanda, en tanto, se ve sólida en todo el mundo, especialmente en Asia.

¿Cómo prevén que estará este año sanitariamente respecto a 2013?

Durante el primer semestre de 2014 estimamos que estará mejor, pues ha habido un destacado avance en la forma en cómo hacemos los tratamientos contra el cáligus. Esto gracias a una mayor coordinación entre los distintos productores y en la implementación de tratamientos más eficientes y efectivos, todo impulsado por las mejores prácticas internacionales auspiciadas por el Global Salmon Initiative (GSI).

Además, en 2013 Camanchaca hizo un análisis de matrices de riesgo de cada una de sus 72 concesiones, lo que nos llevó a focalizar nuestras siembras principalmente en los centros ubicados en la Región de Los Lagos.

Presidente del G15 salmonicultor

¿Cuál es el sello que le quiere dar al GSI en su gestión como nuevo presidente del Hemisferio Sur?

Quiero impulsar un levantamiento entre las empresas miembro de mejores prácticas y colaboración en las relaciones con las comunidades locales.

¿Está dentro de las opciones ampliar el espectro e incluir a otras compañías?

Actualmente estamos analizando la incorporación de una empresa de Oceanía y esperamos contar con un par de empresas chilenas adicionales, ya que hay varias firmas locales que tienen estatura de grandes y perfectamente podrían formar parte del GSI.