(Pulso) El CEO de Cermaq, firma controlada por el Estado noruego, Jon Hindar, estimó que Chile mantiene un potencial de crecimiento significativo, pero debe recuperar sus costos. Un crudo análisis sobre cómo se han quedado atrás las salmonicultoras chilenas frente a sus pares noruegas es el que realizó el ejecutivo en su última presentación a inversionistas en el National Seafood Conference 2014 que se realizó en Irlanda.

El ejecutivo de la tercera mayor productora de salmones a nivel global sostuvo que en los últimos doce meses los retornos de las acciones de las empresas productoras locales que cotizan en Bolsa han caído 42%, mientras las firmas escandinavas han crecido un 42% su valorización bursátil.

Desde 2005 Cermaq -cuyo 59% es propiedad del Estado noruego- está presente en la OSE (Oslo Stock Exchange). A nivel global la compañía da empleo a 4.400 personas.

Para la compañía, la brecha financiera que separa a ambas industrias, la chilena y la noruega, se refleja en los desafíos pendientes de las salmonicultoras locales, centrados en la pérdida de competitividad y factores sanitarios, como el impacto del SRS en las truchas y la permanente amenaza del cáligus.

Cermaq mantiene operaciones en Noruega, Canadá y Chile, y pese al repunte que han mostrado los precios durante los últimos meses el margen operacional sigue siendo bajo.

No obstante, el trabajo conjunto de las compañías para el combate del cáligus bajo el alero del Global Salmon Initiative (GSI) ha surtido efecto y desde el tercer trimestre del año pasado se aprecia un alza en la rentabilidad de su operación en nuestro país.

Frente al actual escenario, Jon Hindar aseveró que “Chile mantiene un potencial de crecimiento significativo de recuperar el control sobre los aspectos sanitarios y los costos”.

A juicio del ejecutivo, el nivel de cáligus en el mar es un factor importante en las operaciones, cuya relevancia radica en el efecto que tuvo en el fuerte incremento de los costos que experimentó su filial en Chile. Esto ha motivado que la autoridad del sector acuícola comience a revisar las proyecciones “de crecimiento debido a las condiciones agrícolas no sostenibles”. Por lo tanto, demostrar una acuicultura sostenible ha pasado a ser un requisito previo para mayores crecimientos, destacó Hindar.

Entre la Región de Los Lagos y la Región de Magallanes, Cermaq mantiene 89 concesiones. En Noruega, en cambio, la compañía no registra nuevas licencias desde 2009.

Plan de recuperación

A inicios de año, Cermaq dio a conocer un plan estratégico con el objetivo de recuperar su rentabilidad en Chile.

Hoy la compañía mantiene un costo en sus operaciones en nuestro país de US$4,4/kg de salmón producido, mientras que en 2012 dicha cifra era de US$4,2/kg y en 2011 de US$3,5/kg.

El objetivo de la compañía es volver en 2017 a los US$3,5/kg.

El escenario para Cermaq poco a poco deja de ser adverso en la industria salmonicultora. En nuestro país las ganancias en el cuarto trimestre de 2013 mejoraron significativamente, registrando US$14 millones; a diferencia del mismo trimestre del 2012, cuando se obtuvo una pérdida US$21,5 millones.

Asimismo, los volúmenes vendidos aumentaron de 24.600 toneladas a 25.900 toneladas en el período.