(Comunicaciones Senado de Chile) Hasta el Senado de la República llegaron representantes de la organización no gubernamental (ONG) ambientalista sin fines de lucro The Pew para exponer el trabajo de su programa Legado Global para los Océanos de Pew, dirigido por Ernesto Escobar, y cuyo objetivo es “crear la primera generación de áreas altamente protegidas a nivel marino en el mundo completo”.

Para el senador Alfonso De Urresti, el trabajo de la ONG “es una muy buena iniciativa que debiéramos no solo respaldar sino que apoyar entusiastamente, porque esto permite poner a Chile a la vanguardia en materia de conservación marina”.

En la misma línea, el legislador recordó la presentación de un proyecto de acuerdo en el que se solicita que Chile se dote de una “infraestructura y de una institucionalidad en materia de conservación y protección de las algas marinas, no solo decretada a través del papel, sino también dotar de mayores recursos a la Armada, al Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) y a distintas instituciones para poder tener en nuestro amplio y extenso mar la protección de ecosistemas únicos en el mundo”, al respecto destacó la visita de los ambientalistas quienes también sostuvieron una reunión en la Cancillería para exponer su trabajo y solicitar apoyo.

En tanto, el encargado de Pew explicó que “en Chile, en particular, estamos trabajando en la Provincia de Isla de Pascua (Región de Valparaíso), junto con la comunidad de la zona, la comunidad científica y las autoridades locales, para crear la que eventualmente podría ser el área protegida y parque marino más grande del mundo, con aproximadamente 730.000 km2”.

Agregó que “la Provincia de Isla de Pascua es una zona que reúne una cantidad de condiciones que son bien inéditas, es probablemente uno de aquellos ecosistemas que mantienen su pureza a niveles tales que la hacen ser efectivamente una eco región con características únicas a nivel mundial, una zona de reproducciones de atunes, de pez espada y con una presencia de tiburones sumamente importante también”.

El profesional subrayó la necesidad de tomar medidas urgentes en orden a vigilar y monitorear este territorio tan valioso, “porque está bajo amenaza, tenemos información y nuestro trabajo también ha permitido constatar la presencia de embarcaciones pesqueras ilegales, ingresando en las aguas de la Zona Económica Exclusiva (ZEE) de Isla de Pascua, presionando y buscando atún y pez espada, especies que son comercialmente importantes a nivel internacional, pero que son además la fuente básica de subsistencia de la comunidad Rapa Nui».