(Senado.cl) Con la disposición de seguir avanzando, perfeccionar y precisar el proyecto de ley que incorpora en el Título III del Libro Segundo del Código Penal un párrafo que tipifica y sanciona delitos contra el medio ambiente, la Comisión de Medio Ambiente y Bienes Nacionales continuó con el análisis de la moción y acordó escuchar los planteamientos del fiscal nacional, Sabas Chahuán, y del ministro del Medio Ambiente, Pablo Badenier, además de abogados expertos en la materia, en una próxima sesión.

Cabe precisar que por acuerdo de la Sala del Senado, el proyecto, en primer trámite constitucional, será considerado en el primer informe por la Comisión de Medio Ambiente y por las comisiones unidas de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento y de Medio Ambiente en la discusión en particular.

El senador Patricio Walker, presidente de la Comisión, informó que durante la sesión contaron con la presencia del ministro de Justicia, José Antonio Gómez, y de los abogados en derecho ambiental Marcelo Castillo y Pablo Ortiz.

“Esperamos aprobar esta iniciativa, probablemente con algunas correcciones; vamos a trabajar conjuntamente con el Ministerio de Justicia y asesores que se dispondrán para tener delitos ambientales en Chile y poder sancionar conductas que hoy solamente tienen sanciones administrativas y de multas. Muchas empresas prefieren pagarlas a cumplir con las leyes que impone el respeto al medio ambiente”, sentenció.

El legislador precisó que “queremos legislar, este es un tema importante. Hay buena disposición, pero queremos evitar que se mezclen lo que son sanciones administrativas, con las penales; queremos evitar que alguien pueda cuestionar que el derecho penal no sea el último recurso y por esto avanzaremos realizando un trabajo en conjunto”.

Armonizar penas

Por su parte, el senador Antonio Horvath, miembro de la Comisión de Medio Ambiente, manifestó que “el proyecto merece una revisión más profunda, porque tenemos una gran cantidad de leyes que sancionan delitos e infracciones ambientales, no todo se resuelve penalizando, porque la pena tiene como objeto reparar el daño causado, tener un mecanismo que inhiba cometer estos delitos y rehabilitar a los que lo hacen, pero no todo se resuelve penalizando”.

“Por lo tanto –prosiguió– también hemos propuesto una revisión de otras leyes en recursos naturales, medio ambiente y aguas, para ver qué tipo de sanciones ya tienen y poderlas armonizar y ver si se justifica aumentar las penas como se propone en este cuerpo legal”.

De igual manera, subrayó que urge mejorar la institucionalidad ambiental, para prevenir los delitos de este tipo.

Incorporarlo en el código penal

En tanto, la autora de la moción y miembro de la instancia congresista, senadora Isabel Allende, comentó que “debemos reconocer que en nuestro país tenemos una institucionalidad medio ambiental débil y me atrevería a decir que tenemos una conciencia medio ambiental débil también. Me tocó ver cómo en mi región, por ejemplo, un proyecto como el de Barrick Pascua Lama, reiteradas veces no ha cumplido resoluciones de calificación ambiental y lo único que ocurre es que le dan multas”.

La congresista contextualizó que la figura penal está considera en varios países como España, Alemania y Francia. “La idea es incorporar estos delitos en nuestro código penal, que pueda tener una sanción penal, la que puede ir desde los 545 días a los tres años, la diferencia se establece si es con dolo o negligencia”.

“Lo importante es que los todos los senadores de la Comisión están de acuerdo, solo vamos a revisar con mucha más calma, invitando a abogados penalistas y ojalá que no tengan que pasar muchos meses antes que la Comisión de Constitución tenga que revisar el texto legal”, enfatizó.