(Estrategia) Camanchaca informó en el marco de su junta ordinaria de accionistas que evalúa seguir vendiendo parte de sus activos. Según el gerente general, Ricardo García, “el año pasado quisimos desprendernos de una serie de activos y hoy ese plan no está terminado, sino inactivo, porque uno siempre puede encontrar alguna pieza prescindible”.

Respecto a inversión, se dio a conocer un plan para los próximos dos años, de US$41 millones, donde más del 80% será para mantener la integridad y calidad de los activos fijos y las capacidades productivas. De esta, el 18% se destinará a readecuaciones y mejoras en la operación pesquera e industrial en Iquique (Región de Tarapacá), sin la inclusión de ningún concepto relacionado con el terremoto, que están en “evaluación”.

Según García, “prevemos un mejor año en ingresos en la pesca, aunque esto no significa que la salmonicultura no crezca”. Sobre la opción de ingresar en otros mercados, expresó que “Camanchaca podría ingresar a otros mercados más nuevos, como Brasil, en conjunto con otros productores”.

Proyecciones 2014

Durante 2014, la firma acuícola-pesquera ha estado reduciendo su producción de ostiones, enfocándose en mercados internos, además que en 2013, la fuerte producción peruana, mantuvo “deprimidos” los precios. A esto se suma, la paralización de la producción de trucha “hasta que no haya avances en los tratamientos del SRS que afecta a esta especie”, según puntualizó su presidente, José Fernández.

El presidente también sostuvo que “a la luz de la información actual, vemos que las condiciones del negocio se han normalizado y se presentan más auspiciosas que en los últimos tres años. Cabe destacar que la pesquera generó en 2013 una pérdida de US$16,9 millones”.

Sobre la reforma tributaria, el gerente general explicó que “Camanchaca tiene una pérdida tributaria acumulada cercana a US$110 millones, a la cual vamos a recurrir con las utilidades, antes de empezar a pagar impuestos, de manera que en los próximos años el cambio en la tasa no nos va a afectar”.