AKVA Group firmó recientemente un contrato con Cermaq Noruega para la adquisición de EcoNets Polarcirkel y jaulas de plástico para un centro de cultivo completo en el norte de Noruega. La transacción asciende a un total de NOK$14,5 millones (US$2,4 millones) y la entrega se realizaría durante el segundo y el tercer trimestre de 2014.

Ambas compañías han colaborado en las pruebas y desarrollo del concepto EcoNet desde principios de 2012, cuando la primera red de 120 metros de circunferencia fue instalada en un centro de Cermaq en Steigen, también al norte de Noruega. “Son los positivos resultados de estos tests los que ahora se traducen en el uso a escala comercial de EcoNet”, comentaron desde AKVA Group, detallando que las redes en el nuevo centro tendrán una circunferencia de 160 metros (diámetro de 51 metros) y 34 metros de profundidad.

El director de Cermaq Noruega, Snorre Jonassen, confirmó los buenos resultados productivos alcanzados por las EcoNets. Explicó que transfirieron ejemplares de 1,5 kg a la jaula con EcoNet en junio de 2012 y a los siete meses cosecharon peces de 6,5 kg, con un factor de conversión de alimento (FCR, por sus siglas en inglés) Biológico de 1,09 y de 1,10 en el caso del FCR Económico.

“Estábamos un poco confundidos de cómo manejar este tipo de red durante la cosecha y los tratamientos contra el piojo de mar, pero no tuvimos problemas utilizando los procedimientos estándar de Cermaq. Otra de las ventajas de la EcoNet es que eliminamos el riesgo de romper las mallas durante la elevación, ya que no necesitamos utilizar ganchos de acero para levantar la red a la barandilla”, sostuvo Jonassen, para quien el buen flujo de agua a través de este tipo de redes mejora el ambiente para los salmónidos, además de “ser más resistentes a los escapes de peces que las redes tradicionales”.

El Chief Operating Officer (COO) de Exportaciones de AKVA Group ASA, Trond Severinsen, ha sido el encargado del concepto EcoNet de la compañía desde 2009. Explicó que esta tecnología está elaborada con monofilamento PET que tiene una superficie dura y lisa, lo que se traduce en una resistencia muy baja al agua (arrastre) debido a la poca «superficie mojada total” en comparación con el multifilamento (red de fibra).

“La superficie lisa también hace el lavado de las redes en el mar muy eficiente. Además, los paneles de la red son termoformadas en la máquina que las elabora, de modo que la malla y la pared de la red no se deformen incluso con fuertes corrientes. Esto también significa un 70%-75% de menor peso neto en comparación con las redes tradicionales. Por tanto, se hace más fácil trabajar con ellas, con lo que se mejora la salud y la seguridad de los trabajadores que se desempeñan en esta área”, argumentó Trond Severinsen.

De igual manera, el COO de AKVA Group ASA dijo que además de cumplir con los requisitos de la NS9415-2009 (estándar noruego para los equipos de acuicultura), también han llevado a cabo pruebas exhaustivas en el Sintef de Noruega con el fin de documentar las propiedades únicas del material EcoNet.

“Lo anterior incluye, entre otros, una alta resistencia y larga vida útil –según la NS9415, la EcoNet está certificada para permanecer en el mar durante 14 años–, con lo que los productores eliminan la necesidad de manipular o cambiar redes y, por lo tanto, disminuir los riesgos operativos y de escapes. Las pruebas también demuestran que una EcoNet de Japón que tiene una antigüedad de 20 años aún tiene un 95% de resistencia de tensión al compararla con una red nueva”, aseguró el ejecutivo de AKVA.

Cerca de 150 EcoNets están en uso a gran escala por parte del Grupo Tassal en Tasmania, de Grieg Seafood Hjaltland en las islas Shetland (Reino Unido) y del Grupo Fega en Indonesia, además de un amplio uso en Japón, concluyó Severinsen.