Entre los días 29 y 30 de abril fue realizado el workshop “Multifaceted approaches against salmon louse” (Enfoques multifacéticos contra el piojo del salmón), en Thorshavn, Islas Faroe. El propósito del encuentro fue reunir a investigadores expertos de los diferentes países en los cuales el piojo de mar es considerado una importante amenaza para la salmonicultura. Entre los expertos destacó la investigadora de la Universidad Austral de Chile (UACh), Dra. Sandra Bravo.

La producción de salmón Atlántico en las Islas Faroes fue de 80.000 toneladas en 2013, compartida por cuatro empresas (Marine Harvest, Bakkafrost, Luna y Faroe Farming) en 18 centros de cultivos, pero considerando los buenos resultados productivos obtenidos, efecto de las medidas en bioseguridad aplicadas posterior a la crisis del virus ISA en esa región, la salmonicultura se ha identificado como una de las actividades económicas prioritarias, siendo el piojo de mar la principal preocupación identificada por parte de la autoridad para el crecimiento de la industria.

En las sesiones abordados en los dos días, a las cuales también asistieron profesionales de la industria local, se discutió acerca de la investigación que está siendo abordada en torno a este peligroso parásito, en las distintas disciplinas en cada uno de los países, por parte de las universidades, centros de investigación y empresa privada vinculada a la industria. La conclusión general fue que los medicamentos disponibles para el control del piojo de mar son limitados, el último fármaco fue puesto en el mercado en el año 2000 (Slice), y que el desarrollo de resistencia mostrado por este parásito pone a la industria en una posición de indefensión alarmante. Por lo tanto -subrayaron los investigadores- es de alta relevancia abordar el control del piojo de mar desde una perspectiva multidisciplinaria. En este sentido, el conocimiento de la biología del parásito y de sus relaciones con el ambiente y el hospedador son fundamentales para aplicar una estrategia efectiva.

La Dra. Sandra Bravo hizo llegar una nota de prensa donde sostuvo que «sin dudas estamos enfrentados a un inteligente parásito, que ha desarrollado una serie de mecanismos para adaptarse a situaciones adversas». Detalló que la actual investigación abordada por diferentes investigadores se ha centrado en: la elaboración de modelos de dispersión, basados en el conocimiento oceanográfico y en la biología del parásito, y de esta forma identificar los sectores de mayor riesgo para la producción de salmón; identificación de los mecanismos de resistencia con el fin de bloquear los genes que la inducen; selección de salmones resistentes al piojo de mar y de esta forma minimizar el uso de pesticidas para su control; identificación de sustancias que impidan la adhesión del piojo al hospedador; entre otros métodos de control que están en estudio.

Otro de los aspectos abordados fue la regulación implementada para el control del piojo de mar por los diferentes países. «La implementación de regulaciones es importante para la estandarización de procedimientos y aplicación de estrategias basadas en un manejo integrado coordinado, pero no pueden ser el detonante del desarrollo de multi-resistencia por parte del parásito, debido al abuso en el uso de los pesticidas empleados, para así cumplir con el número de piojos/ pez impuesto por la autoridad. Este resultó ser un punto altamente sensible, considerando que no se vislumbra el desarrollo de nuevos productos en el corto plazo y tampoco de vacunas que den un 100% de protección», concluye la nota emitida por la investigadora de la UACh.

Para revisar el programa del workshop (en inglés), haga clic en este enlace: Multifaceted approaches against salmon louse workshop programme