(Radio ADN) Pescadores y algueras de Coronel (Región del Biobío) evaluarán ir hasta la Corte Suprema luego de enterarse de que la Corte de Apelaciones de Concepción rechazó un recurso de protección presentado por ellos, con el que buscaban la paralización de la central termoeléctrica Bocamina I de propiedad de Endesa.

La base del recurso legal era un informe hecho por la Policía de Investigaciones (PDI) que acreditó que el funcionamiento de las termoeléctricas Bocamina I y II contaminaba el suelo, aire y napas de Coronel y Lota registrando preocupantes niveles de metales como mercurio.

De todas maneras, el tribunal no consideró los informes como concluyentes manteniendo la orden de no innovar respecto al funcionamiento del complejo.

Marisol Ortega, dirigente de las algueras de Coronel, aseguró estar sorprendida por la determinación de la Corte, quien aseguró no entender porqué el tribunal no le dio validez a los estudios presentados. Por lo mismo, adelantó que buscará en la Corte Suprema el cese de las operaciones de Bocamina I.

“No sé qué pasó que le dieron auge a que siga trabajando Bocamina I, si estaba todo en mesa, está todo comprobado la contaminación que está haciendo. Ahora estamos en reunión los 15 sindicatos viendo lo que vamos a hacer referente a Bocamina I, pero no nos vamos a quedar así de brazos cruzados porque está la prueba de que está contaminando”, subrayó.

Respecto a la situación del complejo termoeléctrico se espera que en los próximos días la Corte de Apelaciones de Concepción entregue otro dictamen por recurso de protección contra Bocamina I, para sumarlo a la situación de Bocamina II que fue paralizada desde diciembre de 2013 a raíz de una decisión judicial por diferencias en sus informes judiciales.