(Radio Bío-Bío) Una nueva solicitud para detener las operaciones de Bocamina I analiza la Corte de Apelaciones de Concepción (Región del Biobío). En tanto, la Confederación Nacional de Federaciones de Pescadores Artesanales de Chile (Confepach), junto con un grupo de pescadores y vecinos, anunció una arremetida legal contra Endesa.

La solicitud para paralizar la central en Coronel la presentó el abogado David Vargas en representación de pescadores artesanales con el argumento de la falta de un desulfurizador en la primera unidad de la termoeléctrica.

Endesa respondió el planteamiento a través de un escrito, donde contradice a los pescadores, pero no menciona el motivo de la ausencia del desulfurizador que se había comprometido a instalar una vez que entrara en operaciones Bocamina II.

Además, la empresa atribuye las altas concentraciones de sustancias químicas en la zona al trabajo, en su momento, de las minas y al uso de la leña por parte de los vecinos de la caleta Lo Rojas.

La orden de no innovar se analizará previo al fallo del recurso de protección, cuyos alegatos han sido pospuestos por casi un mes.

Paralelamente abogados de la Confepach, pobladores de Coronel y de otro grupo de pescadores artesanales, anunciarán una arremetida legal en contra de Endesa insistiendo en las denuncias del funcionamiento de Bocamina.