(El Mercurio) A menos de 24 horas de haberse reunido con la Presidenta Bachelet, el Mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, siguió ayer haciendo noticia en su visita oficial al país.

Correa se refirió a los dichos que había planteado en 2013, en Cochabamba, cuando señaló que “Bolivia tiene de todo, pero le falta mar”.

“Yo me ratifico totalmente en esas palabras. Y creo que es un compromiso de toda América. Me parece muy injusto que la responsabilidad se le dé a Chile. Y no sé si en esa misma declaración o en otra, he hablado no solo de Bolivia sino también de Paraguay. La región debe buscar que los países mediterráneos tengan salida al mar”, dijo el Mandatario a radio Cooperativa.

Además, se refirió al supuesto enfriamiento de las relaciones entre Chile y Ecuador luego de que su país llegara a acuerdos con Perú que habrían sido considerados como perjudiciales para Chile frente al juicio en La Haya.

“Ecuador mantenía exactamente la misma tesis de Chile, jamás se ha retractado de esa tesis, que los tratados de 1952 y 1954 establecieron los límites marítimos. Y en base a esos tratados lo que hicimos con Perú es definir los límites, pero en base a los tratados. Se hizo la carta náutica y se presentó a las Naciones Unidas. Todo esto fue permanentemente informado y coordinado con Chile”, dijo.

Respecto a las dificultades de gobernar en Ecuador señaló: “Todos los medios mercantilistas en contra nuestra, opositores que no representan a nadie, pero magnificados por los medios de comunicación”.

El Mandatario recibió ayer un doctorado honoris causa de la Universidad de Santiago y por la tarde expuso en la Cepal, actividad en la que estuvo el canciller Heraldo Muñoz quien reiteró el compromiso de Chile con la región. Sobre las bilaterales entre ministros chilenos y ecuatorianos, Muñoz anunció: “Los presidentes nos han dicho a los ministros que tenemos que reunirnos en noviembre en Quito para ir de las palabras a los hechos”.

En su intervención Correa no volvió a abordar el tema de Bolivia.