Ayer lunes 19 de mayo, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) hizo público su informe bienal sobre el sector acuícola-pesquero global donde detalló que la producción acuícola de los cinco continentes alcanzó un récord histórico de más de 90 millones de toneladas en 2012 -incluidas casi 24 millones de toneladas de algas-, representando China más del 60% de dicha cuota total.

La FAO precisó que Latinoamérica fue responsable de 2,6 millones de toneladas, un 3,85% de la producción mundial, de las cuales Chile reportó 1.085.185 toneladas (resaltan las 398.316 toneladas del salmón Atlántico, 262.674 toneladas de trucha, 244.459 toneladas de mejillones y 159.745 toneladas de salmón coho); mientras que la Unión Europea produjo casi 1,3 millones de toneladas, un 1,89% del total.

El organismo dependiente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) constató que la acuicultura fue el motor del crecimiento de la producción en ese año y que se alcanzó un consumo de más de 19 kg por habitante, frente a los 10 kg de la década de 1970.

«El cultivo de peces encierra grandes posibilidades para responder a la creciente demanda de alimentos que se deriva del incremento demográfico», puntualizó la FAO en la exposición de su dossier, añadiendo que la proporción de la producción acuícola-pesquera utilizada por los seres humanos para alimentarse ha aumentado desde alrededor del 70% en la década de 1980 a un nivel récord de más del 85% (136 millones de toneladas) en 2012.

Rubro extractivo

En el informe bienal, se explica que las capturas mundiales de pescado totalizaron unas 80 millones de toneladas entre 2011 y 2012. Los anteriores dos informes de la FAO declararon capturas similares; «sin embargo, que la tendencia se mantenga relativamente constante no debería interpretarse como un indicador de explotación sostenible, ni levantar expectativas de incrementos de capturas significativos, ya que la cifra depende mucho del estado de especies pelágicas muy variables, como la anchoveta», adujo la entidad internacional.

El análisis del estado de los stocks del mundo concluye que «en la actualidad no estamos explotando los recursos pesqueros marinos de manera responsable», puntualizó. Es que de los stocks evaluados en el mundo, el 61,3% están completamente explotados, de modo que no se pueden aumentar las capturas, y se estima que el 28,8% se pescan a un nivel insostenible en términos biológicos; en otras palabras, se sobreexplotan.

«Esos porcentajes suman un 90%, lo que muestra una tendencia preocupante en comparación con el 87% de 2012 y el 85% de 2010. Solo se pescan por debajo de su capacidad el 9,9% de los stocks pesqueros y, lamentablemente, entre ellos no se incluyen las especies más productivas», subrayó la FAO.

Consumo de pescado

Sobre el consumo de pescado en el mundo, Carlos Fuentevilla, oficial de Pesca de la FAO, detalló que en Latinoamérica el principal consumidor es Perú, país en el que cada habitante ingiere al año entre 20 kg y 30 kg. En otros, como Chile o México el consumo fue de entre 10 kg y 20 kg por persona y por año.

En contraparte, dijo, «en España se consumen más de 10 gramos de proteína de pescado por día, lo que equivale a una ingesta de entre 30 kg y 60 kg por año por habitante, cifra acorde con las necesidades nutricionales de una persona», subrayó.

Específicamente, el pescado aportó el 17% de la ingesta de proteínas de la población mundial.

Empleo

Según los datos del informe bienal de la FAO, la pesca y la acuicultura emplearon a cerca de 60 millones de personas, un 84% de estas en Asia, 10% en África y solo un 4% en Latinoamérica, donde 8,8 millones de personas trabajaron en ambas actividades económicas, explicó Carlos Fuentevilla.

«Se ha notado un descenso en la cantidad de personas que se dedican a la pesca y a la acuicultura en países desarrollados», enfatizó, concluyendo que solo unas 647.000 personas trabajaron de la pesca y la acuicultura en Europa en 2012.

Para finalizar su exposición, la FAO recordó que el papel de la acuicultura y la pesca tendrá un lugar destacado en la II Conferencia Internacional sobre Nutrición, organizada conjuntamente por ella y la Organización Mundial de la Salud (OMS), que tendrá lugar del 19 al 21 de noviembre próximos en Roma (Italia).

Para revisar íntegramente el informe de la FAO ingrese a: http://www.fao.org/3/a-i3720e/index.html