Quien fuera gerente del Instituto Tecnológico del Salmón (Intesal) -entidad dependiente de la Asociación de la Industria del Salmón de Chile A.G. (SalmonChile)- y candidato a diputado por el Distrito 56, Adolfo Alvial, asumió en abril pasado la dirección de la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) en la Región de Los Lagos.

En la oportunidad, Alvial comentó que el nuevo cargo “es un desafío interesante y desde donde espero aportar con muchos años de experiencia en el campo de la innovación, emprendimiento y desarrollos de nuevos negocios para las regiones y el país. Agradezco la confianza depositada en mí”.

La vida profesional de Alvial ha estado largamente ligada a la industria acuícola, centrándose en los últimos años como consultor a través de su empresa Adolfo Alvial Asesorías (AAA) y organizador de eventos acuicultores cuyos objetivos son generar conocimientos ligados con el sector.

Precisamente sobre los alcances que tendrá su gestión para la industria acuícola-pesquera, Alvial conversó con AQUA para repasar diversos tópicos asociados con su nuevo puesto público.

¿Cuáles serán los principales ejes de su gestión al mando de la Corfo regional?

La atención oportuna y completa a la pequeñas y medianas empresas (pymes) y a los pequeños y medianos emprendedores, proveyéndoles apoyo Corfo para la materialización de sus proyectos de negocios, proyectos innovadores y fortalecimiento de sus actividades en marcha. En cualquiera de estas rutas, nuestro propósito es que sus iniciativas terminen en nuevos productos con un mercado atractivo y en lo posible sujetos de exportación.

El otro gran eje será el apoyo a las industrias de alto potencial de crecimiento, a través de programas estratégicos regionales, que les permitan vencer las brechas que retardan o impiden su desarrollo, en un gran esfuerzo público – privado desde la evaluación hasta el desarrollo de mecanismos coordinados y eficaces para su crecimiento. Vamos a retomar la visión de clúster en el análisis sectorial, así como en el desarrollo de las soluciones. Es esta visión la que permite un desarrollo sostenible y de largo plazo en estos sectores de importancia regional o meso regional, como la salmonicultura, la mitilicultura, la pesca artesanal, el turismo de intereses especiales, la producción pecuaria, la logística austral, entre otros.

Agregaría como tercer gran esfuerzo, nuestro compromiso de acercar la Corfo a las localidades más remotas. Lo haremos a través de los Centros Chile Emprende y los Centros de Desarrollo Empresarial, así como de visitas periódicas en que conoceremos las iniciativas de empresas y emprendedores y analizaremos la materialización de ellas a través de alguno de nuestras líneas de apoyo.

Finalmente quisiera destacar que haremos un gran esfuerzo por contribuir a la generación de iniciativas y ambientes propicios para la innovación, tanto en las empresas como en espacios abiertos, apoyando eventos que incentiven la innovación y centros de interacción que enriquezcan la visión y proyectos de innovadores regionales.

¿Qué importancia le atribuye la Corfo a la acuicultura y la pesca y de qué manera se fomentará el desarrollo de ambos rubros?

Ambos sectores tienen un carácter estratégico para la región y generan encadenamientos productivos y de servicios de mucha relevancia. En el caso de la acuicultura es posible distinguir hoy dos clústers en pleno desarrollo, como son la salmonicultura y la mitilicultura, que juntos representan exportaciones por casi US$3.500 millones, pero que requieren de apoyo para vencer desafíos basales que le otorguen mayor sostenibilidad y competitividad en el mediano y largo plazo.

Lo anterior tiene que ver especialmente con la generación de conocimientos, prácticas y modelos productivos que disminuyan el riesgo de enfermedades o que mejoren las medidas de control, el ordenamiento territorial, fortalecimiento de la inocuidad y calidad de los productos en línea con las mayores exigencias de los mercados, la formación de capital humano calificado y certificado en los diversos oficios, y un fuerte impulso al desarrollo de investigación y tecnología de punta, que refuerce el crecimiento y la competitividad sectorial, pero con pleno respeto por las comunidades y el medio ambiente.

De igual manera, debemos seguir impulsando en forma selectiva el desarrollo de nuevos cultivos y respaldar fuertemente el desarrollo de la acuicultura de pequeña escala, en nuestra región. El esfuerzo debe ponerse en especies de aguas templado – frías de alto valor y alta demanda proyectada.

En el ámbito de la pesca, pondremos especial atención en la optimización y diversificación de la pesca artesanal. La difícil situación de los recursos en que se basa esta actividad nos invita a apoyar las iniciativas que apuntan al repoblamiento y optimización de la gestión técnica y comercial de las áreas de manejo, la generación de iniciativas como turismo y gastronomía en caletas y pueblos costeros, agregación de valor de los productos de la pesca artesanal acompañados de certificación de origen y con sólida garantía de su inocuidad y calidad.

En ambos sectores (acuicultura y pesca) pondremos nuestro mejor esfuerzo para que se desarrollen proyectos de interés público que generen conocimientos, información y prácticas de valor para todos, como información oceanográfica y meteorológica en línea, modelos predictivos y de gestión de zonas ambientales, apoyo para la certificación de procesos y productos, entre otras ideas.

¿Cuáles son los principales instrumentos de apoyo para el sector?

Tenemos disponibles instrumentos de apoyo como el Programa de Difusión Tecnológica (PDT), que entrega financiamiento de hasta $90 millones, y el programa que fomenta el desarrollo de prototipos para la innovación, con montos que pueden llegar hasta los $160 millones. Ambos instrumentos, si bien están dirigidos a empresas de todo tipo, son muy adecuados para las necesidades que actualmente presenta la industria acuícola. No hay que olvidar al programa Bienes Públicos, que busca difundir información relevante que ayude a las empresas a ser más competitivas, o los buenos resultados obtenidos en la Región de Los Lagos por el instrumento de Consorcios Tecnológicos, que reúne a empresas que buscan alcanzar un objetivo común mediante investigación y desarrollo.

En ese mismo contexto, no debemos olvidar la Ley de Investigación y Desarrollo (I+D), que entrega importantes beneficios tributarios a las empresas que busquen avanzar justamente en proyectos con alto componente de I+D.

¿Qué beneficios podría representar su experiencia como consultor acuícola para la industria del salmón, considerando el cargo público que ahora ostenta?

Estimo que mi experiencia en el sector puede ayudar a la hora de construir un programa estratégico regional para el rubro e identificar sus brechas, con visión y participación público – privada. Conozco no solo la actividad, sino también a los diversos actores involucrados en este clúster, así como su evolución desde hace casi 25 años.

Durante mi ejercicio privado nunca dudé en hacer todos los esfuerzos necesarios por construir caminos de interacción y confianza público-privados, y hoy me encuentro participando en un Gobierno y una organización que le otorga una enorme importancia en el marco de la agenda de productividad, innovación y crecimiento.

Estimo que eso es muy positivo, y me permite tener confianza en que puedo efectivamente contribuir a que, en conjunto, identifiquemos los quiebres que debemos superar para que se consolide una salmonicultura con visión de largo plazo, robusta y sostenible.

Una de las críticas a la Corfo es la bancarización que generan sus programas, con el consiguiente endeudamiento para los titulares de los proyectos, cuestionamientos que han aumentado con la Reforma Tributaria. En este sentido, ¿cómo responde usted a esos emplazamientos y de qué manera garantizarán que no habrá contracciones en la inversión, por ejemplo, en los proveedores acuícolas?

En este nuevo Gobierno, la Corfo cofinanciará iniciativas de empresas, emprendedores e innovadores que cumplan con condiciones de elegibilidad claras y transparentes para cada uno de sus instrumentos. Cada beneficiario, en pleno conocimiento de sus capacidades, debe evaluar si está o no en condiciones de asumir un compromiso que tiene por cierto alcances financieros. Por otra parte, la Corfo avala créditos a los cuales las pequeñas empresas no podrían acceder sin este respaldo. Subsecuentemente, el beneficiario elige la entidad que le otorgue las mejores condiciones crediticias, teniendo ahora el respaldo de un aval que viabiliza la operación.

En consecuencia, quisiera enfatizar que nuestra tarea es ser facilitador de esfuerzos individuales o asociativos de innovación, emprendimiento, o aceleración de negocios porque ellos apuntan a la consolidación de un crecimiento sostenible, generador de empleo, y lo más importante, en el marco de un desarrollo industrial moderno. No obstante, demandamos también un esfuerzo de la contraparte privada que debe cumplirse con responsabilidad, por el mecanismo que ella misma defina.

Finalmente, quisiera sostener que contrariamente a los temores que expresan algunos, la Reforma Tributaria generará también recursos para que los mecanismos de apoyo a las pymes aumenten en cobertura y monto, como lo estipula la nueva Agenda de Productividad, Innovación y Crecimiento. En definitiva, se trata de que este segmento del país pueda efectivamente acceder a instrumentos que los harán más competitivos, y que antes eran difícilmente alcanzables para las pymes, dentro de las cuales se cuentan numerosos proveedores acuícolas.