(La Tercera) El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, está buscando ampliar sustancialmente una zona del Océano Pacífico cerrada a la pesca y la exploración de energía, para crear la reserva marina más grande del mundo.

El objetivo es proteger una amplia zona del océano Pacífico de la pesca, la explotación petrolera o cualquier actividad que amenace a la flora y fauna del mar.

«Podemos proteger a nuestros océanos para las generaciones futuras», señaló Obama en un breve video mostrado en la inauguración de la segunda jornada de la conferencia Our Ocean (Nuestro Océano), auspiciada por el Departamento de Estado y el secretario John Kerry.

Obama, además, creará un programa contra la pesca ilegal, como parte de una serie de medidas apuntando a afianzar su legado en la protección del ambiente, según se informó.

Aunque no se entregaron detalles del proyecto, el periódico The Washington Post afirma que éste consideraría ampliar considerablemente el Monumento Nacional de las Islas Remotas del Pacífico, que cubre las aguas adyacentes a siete islas y atolones controlados por Estados Unidos y situados en el Pacífico entre Hawai y las islas Marianas, lo que implica la ampliación de la reserva, de casi 139.200 km2 a cerca de 1.251.200 km2.

Para establecer los límites, el Gobierno convocaría a pescadores, científicos, políticos y expertos para que le ayuden a decidir sobre las medidas de protección.

Además, y tras la exposición del video de Obama, el actor Leonardo DiCaprio se acercó al escenario y dijo que a través de su fundación, iba a donar US$ 7 millones adicionales en los próximos dos años para la protección de los océanos.

«He visto personalmente la devastación medioambiental», dijo DiCaprio en la conferencia, en la que se refirió a dos inmersiones que hizo en el arrecife coralino de Australia con 18 años de diferencia.

«Lo que antes lucía como una utopía submarina infinita, ahora está lleno de  corales descoloridos y enormes zonas muertas», concluyó.