El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) informó acerca de un proceso que mejora el valor nutricional de la cebada para utilizarla como alimento para peces de cultivo, el cual ha sido desarrollado por científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS, por sus siglas en inglés) y la empresa Montana Microbial Products LLC (MMP por sus siglas en inglés) de Missoula, Montana.

La cebada típicamente contiene del 10% al 12% de proteína, pero los peces carnívoros como el salmón y la trucha arcoíris necesitan dietas que contienen del 40% al 60% de proteína. El nuevo proceso enzimático patentado por el ARS y MMP concentra la proteína eliminando los carbohidratos en la cebada y convirtiéndolos en un subproducto de etanol, con lo que se podrían llegar a utilizar todos los nutrientes del grano.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, y esta investigación apoya la prioridad del USDA de promover la seguridad alimentaria internacional.

«El nuevo producto alcanzado por esta tecnología podría ayudar a llenar el vacío para más fuentes de proteínas vegetales como alternativas al uso de la harina de pescado, la cual se elabora a partir de los peces pequeños del océano», comentó el fisiólogo de peces Rick Barrows de la Unidad de Investigación de Granos Pequeños y Germoplasma de Papa mantenida por el ARS en Aberdeen, Idaho (Estados Unidos). Además, la proteína a base de cebada tiene menos variabilidad en composición y es menos costosa que la mayoría de las harinas de pescado.

Barrows, quien trabaja en Bozeman, Montana (Estados Unidos), y sus colegas probaron el concentrado de proteína de cebaba en la trucha arcoíris y observaron que hasta el 95% de los nutrientes en el producto quedaron disponibles para los peces. Como parte del mismo estudio, el investigador William Wolters y el fisiólogo de peces Gary Burr del Centro Nacional de Acuicultura de Peces de Agua Fría mantenido por el ARS en Franklin, Maine, también en Estados Unidos, probaron el producto en el salmón Atlántico.

Los salmones se alimentaron en una dieta que contuvo o el 11% o el 22% del concentrado de proteína de cebada. El crecimiento de estos peces no fue significativamente diferente del crecimiento de los salmones que consumieron una dieta estándar en base a harina de pescado. También, los salmones que consumieron la dieta que contuvo el 22% del concentrado de proteína de cebada tuvieron significativamente más retención de energía comparados con los peces que consumieron las otras dietas. «Un nivel más alto de retención de energía demuestra un uso más eficiente del alimento por parte de los peces», adujeron los investigadores.

Debido a las expectativas que han generado estos avances, MMP construyó una planta prototipo en Montana para producir el concentrado de proteína de cebada y así realizar pruebas de alimentación en salmónidos. La empresa también planea construir «muy pronto una planta comercial», comentaron desde el USDA.