Un grupo de líderes en investigación acuícola, entre los que se cuentan nombres que son reconocidos en la industria chilena, como Adolfo Alvial, Frederick Kibenge, José Miguel Burgos, Rolando Ibarra, Sophie St-Hilaire, George Chamberlain, entre otros, fueron parte de un estudio llamado «Reduciendo el riesgo de enfermedades en acuicultura» y que fue publicado en junio de 2014 por el Banco Mundial.

Uno de los tres casos estudiados por la extensa investigación -los otros están relacionados con patologías en Vietnam, Madagascar y Mozambique- es la crisis del virus de la Anemia Infecciosa del Salmón (ISAv) en Chile y cuyos análisis fueron liderados por el consultor acuícola y actual director regional de la Corporación de Fomento para la Producción (Corfo) de Los Lagos, Adolfo Alvial, quien comentó a AQUA que «esta publicación tendrá alto impacto en los diversos países acuícolas del mundo, que buscan definir estrategias para enfrentar estas amenazas».

ISA en Chile

“Este brote causó graves impactos en la producción de salmón Atlántico, lo que repercutió en efectos importantes sobre el empleo, el bienestar social y la presencia del producto chileno en los mercados internacionales”, reseña la sección relativa a la crisis del virus ISA en Chile que tuvo sus momentos de mayor incidencia entre los años 2007 y 2011.

El reporte publicado por el Banco Mundial ahonda que “la rápida propagación del agente patógeno fue potenciado por una alta concentración de centros en ciertas áreas, un pobre sistema de cultivo y deficientes medidas de bioseguridad”.

De igual manera, precisa que el compromiso público-privado aseguró que se aplicaran y cumplan medidas básicas de control de enfermedades infecciosas. «Los esfuerzos con visión de largo plazo entre el Gobierno y la industria permitió a las compañías seguir operando mientras que las nuevas leyes y normativas sentaron las bases para la renovación de esta actividad industrial en el país sudamericano”, subraya el reporte.

Para revisar en detalle esta publicación presione aquí.