Conocer el sistema de control de alimentos implementado en Chile, estrechar lazos y generar confianzas para el intercambio de productos alimenticios, fueron los objetivos de la visita de autoridades del Departamento de Inocuidad de los Alimentos del Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar de Japón (MHLW), que la semana pasada sostuvieron diversas reuniones con el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), Agencia Chilena para la Inocuidad Alimentaria (Achipia), Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) y el Ministerio de Salud.

La comisión estuvo integrada por Sachiko Yamanaka, subdirectora de la de la Oficina de Inspección de Inocuidad de Alimentos Importados, y Makoto Otsuka, profesional del área, quienes en compañía de profesionales del Sernapesca pudieron conocer en terreno los procedimientos de control sanitario y de inocuidad aplicados en particular en el sector acuícola. Las inspectoras observaron la aplicación de los programas de control y trazabilidad, los que permiten garantizar la inocuidad de los productos acuícolas exportados.

De acuerdo con lo informado por el Sernapesca, un punto importante y destacado por las profesionales, fue constatar el conocimiento de los sistemas de control por parte de personal de las instalaciones visitadas lo que, a juicio de ellos, implica una capacitación y vigilancia adecuadas por parte de la autoridad y las empresas.

Cecilia Solís, subdirectora de Comercio Exterior del Sernapesca, evaluó de forma positiva el encuentro: “Estas instancias nos permiten intercambiar información sobre los sistemas de control en el ámbito de inocuidad alimentaria, lo que no solo contribuye a fortalecer la relaciones entre ambos países, sino también permite facilitar el acceso a este importante mercado”.

La comisión japonesa elaborará un reporte de la visita a nuestro país y de lo observado en los sistemas de control llevados por cada institución, ya que además de los centros de cultivo de salmónidos y plantas de proceso, los profesionales nipones visitaron también planteles porcinos y plantas faenadoras en compañía de representantes del SAG.

El informe será enviado a cada uno de los servicios involucrados para sus comentarios y finalmente publicado en la web del Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar de Japón.