Desde abril los integrantes de la Piscicultura Melipeuco de la salmonicultora Los Fiordos en la Región de La Araucanía trabajaron en la construcción de un quiosco en la Escuela Volcán Llaima. El objetivo era lograr que alumnos y apoderados pudieran vender sus productos bajo techo, resguardados del frío y la lluvia, además de fomentar una alimentación sana. Por esto, de acuerdo con lo detallado por la productora de salmónidos a través de una nota de prensa, se llegó a un acuerdo importante: las tradicionales sopaipillas solo se venderán los días lunes, el resto de la semana los cursos que participen tendrán alternativas de colaciones saludables.

En la ceremonia de inauguración estuvieron presentes apoderados, alumnos y autoridades de la Escuela, además de integrantes de Los Fiordos y el concejal Benjamín Oñate.

“Es muy importante contar con un lugar seguro para que nuestra comunidad escolar venda sus productos y saber que tenemos una mano amiga que nos ayuda en la labor de educar”, comentó la directora del establecimiento, Patricia Sepúlveda. “Estamos más que felices, es un día muy especial para nosotros”, añadió.

Por su parte, el concejal Oñate comentó: “Ustedes logran un sueño anhelado de muchos años. Y es una señal significativa también, que demuestra que la empresa camina junto con la comunidad”.

Después de una presentación artística por parte de niñas desde quinto hasta octavo básico, los alumnos asistentes recibieron sus primeras colaciones desde el quiosco.

El subgerente de Relaciones con la Comunidad de Los Fiordos, Francisco Sandoval, manifestó que para la empresa este tipo de acciones tiene un valor especial. “Nos hizo mucho sentido participar en esta escuela, porque existe una relación con nuestros trabajadores. Muchos son apoderados, varios estudiaron acá, y ahora se hicieron parte de esta iniciativa con su empeño, su mano de obra, su talento. Estimamos que esto lo convierte en algo realmente valioso”, concluyó.