(EFE) La Comisión Europea (CE) publicó este jueves 14 de agosto cifras provisionales sobre cómo puede afectar el embargo ruso a las importaciones de productos agroalimentarios de la Unión Europea (UE) y qué países exportan en gran medida los alimentos vetados a Rusia, entre los que destacan Brasil, Uruguay, Argentina y Chile.

Según los datos de 2013 ofrecidos por la Dirección General de Agricultura de la CE, el veto ruso afecta al 1,7% de la producción de la carne de cerdo de la Unión, el 0,4% de la producción de la carne de vacuno y el 0,6% de la producción de la carne de pollo.

El 22,4% de las exportaciones europeas de carne de cerdo a terceros países fue a parar a Rusia en 2013 (369.900 toneladas), el 24,7% si se tiene en cuenta el valor de todas las exportaciones fuera de los Veintiocho (en EUR$968,5 millones se valoraron las que entraron en el mercado ruso).

En el caso de la carne de vacuno, el 22,1% de las exportaciones europeas fueron a Rusia (32.400 toneladas) y supusieron el 21,5% (EUR$110,6 millones) de su valor total.

Las cifras se situaron para las exportaciones de carne de pollo en el 5,8% (73.700 toneladas) y el 4,8% (EUR$78,2 millones), respectivamente, en el 10,1% (13.700 toneladas) y el 13,6% (EUR$55,1 millones) para las salchichas y en el 8,9% (3.700 toneladas) y el 6% (EUR$20,4 millones) para la carne salada, ahumada, desecada o en salmuera, según los datos de 2013 de la CE.

Rusia producía en 2013 el 81% de la carne total de cerdo que consume (2,620 millones de toneladas), mientras que la UE era su principal proveedor extranjero (12%, 374.891 toneladas) seguida de Brasil (4%, 124.151), Canadá (2%, 78.446) y Chile (1%, 16.582).

Por lo que se refiere a la carne de vacuno, Rusia producía el año pasado el 74% de la que consume (1,62 millones de toneladas), en tanto que la UE solo le suministraba un 1% (31.780).

Los principales abastecedores extranjeros eran Brasil (14%, 308.255 toneladas), Uruguay (2%, 35.253), Australia (1%, 26.899) y Ucrania (1%, 16.999).

En cuanto a la carne de pollo, Rusia generaba en 2013 el 90% de la que consume, en tanto que Estados Unidos (6%, 263.483 toneladas), la UE (2%, 72.010), Brasil (1%, 53.623) y Ucrania (1%, 39.303) eran sus principales proveedores extranjeros.

Por lo que se refiere a las frutas y verduras, el veto ruso afecta al 8% de la producción europea de peras; al 7% de manzanas; al 6% de frutos rojos, fresas y kiwis; al 4% de champiñones, melocotones y nectarinas; al 3% de repollo blanco; al 2% de tomates, cebollas, chalotas, pimientos dulces, pepinos, pepinillos y cítricos, y al 1% de zanahorias, nabos, coliflor y brócoli.

Según cifras de 2013, el 74% de las exportaciones totales de repollo blanco de la UE van a Rusia (91.000 toneladas), el 63% de tomates así como de zanahorias y nabos (230.000 y 70.000, respectivamente), el 57% de peras y champiñones (201.000 y 43.000), el 54% de melocotones y nectarinas (165.000), el 49% de pepino y pepinillos (35.000) o el 42% de coliflor y brócoli (26.000).

También el 40% de la producción de pimientos dulces (54.000 toneladas), el 30% de frutos rojos (como fresas) y kiwis (119.000), el 19% de cítricos (152.000) y el 11% de cebollas y chalotas (85.000).

Rusia importó en 2013 el 29% de las peras que consumió de Argentina (102.974 toneladas) y el 6% de China (23.134), mientras que Chile también ocupó un lugar destacado con el 2% (6.977).

Chile también le exportó el 3% de las manzanas (34.238 toneladas) y el 1% de los melocotones y nectarinas (2.142), y Argentina el 2% (22.345), así como el 5% de los cítricos (86.963).

Por otra parte, el queso constituyó el grueso de los productos lácteos exportados por la UE el año pasado a Rusia, con 257.000 toneladas, el 2,6% de toda la producción comunitaria.

Argentina aportó a Rusia 7.400 toneladas y Ucrania 50.000.

Le siguieron productos para la preparación de alimentos (106.000 toneladas), productos frescos (47.000 toneladas o el 0,1% de la producción), mantequilla (37.000 toneladas o 1,7% de la producción) y suero de leche (25.000 toneladas o el 1,1% de la producción).

Argentina suministró a Rusia 10.700 toneladas de mantequilla y Uruguay 16.500, así como 200 y 100 toneladas, respectivamente, de lactosuero.