(Diario La Discusión) Una ola de críticas entre los consejeros regionales (Cores) ñublensinos generó la declaración de la directora zonal de Pesca y Acuicultura de la Región del Biobío, Lilian Troncoso, quien el fin de semana le dijo a la prensa penquista que de prosperar “la idea de crear la Región de Ñuble, podría ser una catástrofe”.

Esto, pues la Ley de Pesca (20.657) establece que el mar está regionalizado, por lo cual, en caso de crearse la Región de Ñuble, los pescadores artesanales de Talcahuano, Tomé o Penco, no podrán traspasar los límites marítimos hacia la desembocadura del río Itata, fértil en especies pelágicas (sardina común, anchoveta, jurel) que son extraídas por cerca de 300 embarcaciones (18 metros de eslora) de la zona penquista.

“Son declaraciones destempladas. Ese argumento no tiene ningún valor. Si así fuese, no podríamos crear más regiones. Lo que dijo Troncoso está fuera de todo contexto. No somos repúblicas independientes, y entiendo que se pueden buscar fórmulas para que los pescadores de Biobío puedan seguir navegando hacia Ñuble”, afirmó el core Juan López Ferrada (PS).

De hecho, en junio pasado, el director regional (s) del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), Pedro Inostroza, afirmó a La Discusión que en el caso de crearse la Región de Ñuble, podría producirse algo similar a lo registrado cuando se crearon las regiones de Arica y Parinacota, y Los Ríos “donde a los pescadores que ya estaban inscritos en la I y X Región, respectivamente, se les permite operar en la nueva región contigua, y viceversa. Es decir, quienes quedaron en las nuevas regiones se les reconoce el derecho que tenían para operar en la I y X Región”.

Por ello, entre los cores locales existe confianza en que sus pares de Arauco, Biobío y Concepción, se pronunciarán a favor cuando el pleno del Core sea consultado por la Región de Ñuble.

“No solo los cores ñublensinos han adherido a la idea de Ñuble Región. Estimo que el resto de los cores apoyarán nuestro proyecto. El tema de la pesca es absolutamente salvable. No es un elemento que pudiera poner en duda o complicar el proyecto local”, afirmó el core Javier Ávila (RN).

“Son declaraciones desafortunadas e inapropiadas. La Presidenta ya fijó un plazo: este año se despachaba el proyecto de ley. Siempre hay aspectos técnicos que hay que dimensionar en su justa medida. En Los Ríos se buscó una solución salomónica, y lo mismo podría ocurrir acá: permitir que los pescadores trabajen en dos regiones. Más que anunciar catástrofes, hay que estudiar los temas y buscar una solución, y esa es la responsabilidad que le compete a ella (Troncoso) y a la cual debe abocarse”, replicó el core Gustavo Sanhueza (UDI).