Alrededor de 200 trabajadores de la empresa Friosur se sometieron de manera voluntaria, en su lugar de trabajo, a un riguroso examen preventivo de salud.

El operativo médico responde a un programa permanente implementado por la compañía pesquero-salmonicultora, una vez al año, con la participación del Servicio de Salud de Aysén que destina el desempeño de algunos de sus profesionales hasta la localidad de Puerto Chacabuco (Región de Aysén).

La funcionaria encargada del equipo de salud, Patricia Piucol, explicó que el examen de medicina es gratuito, se recomienda que se realice a las personas de entre  25 y 65 años de edad y se basa principalmente en la prevención cardiovascular. “En Chile la principal causa de muerte está asociada a enfermedades de este tipo. Las personas, en ocasiones, tienen muy   poco acceso a los hospitales, razón por la cual nosotros nos acercamos a  empresas como Friosur para ofrecer  acceso y  cobertura a la mayor cantidad de gente posible”, recalcó.

Detección temprana

Por su parte, el trabajador del Área de Control de Calidad de la planta de proceso de Friosur, Hugo Millaneri, destacó el operativo médico desarrollado al interior de la empresa para un grupo importante de trabajadores que, a su juicio, deben enfrentar a diario el rigor  ambiental de una fábrica. “En una planta de proceso las personas levantan peso, están de pie durante largos periodos de tiempo y se desenvuelven, además, en un recinto con bajas temperaturas. Estas razones son suficientes para valorar la implementación de este operativo médico que brinda la oportunidad de diagnosticar el estado de salud de los trabajadores e iniciar el tratamiento oportuno que corresponda en caso de alguna enfermedad”, expresó.

Finalmente, la gerente de Recursos Humanos de la compañía, Mónica Montecinos, puso  énfasis en que “este operativo se realiza con nuestros trabajadores desde hace siete años y diría que su principal valor es la prevención. Es tal su relevancia que existen indicadores que nos han permitido salvar vidas. Hemos tenido casos de personas a las cuales se les ha detectado a tiempo un cáncer mamario o cervicouterino. Esa es la política de nuestra empresa que, nuevamente, ha propiciado  la llegada de profesionales del Servicio de Salud para atender, en nuestras dependencias, a todos los trabajadores que deseen acceder a esta oportunidad”, puntualizó.

El equipo médico del Servicio de Salud de Aysén estuvo compuesto de una nutricionista, una matrona, una enfermera y un técnico en enfermería. Durante el transcurso de siete días, los especialistas médicos practicaron a los trabajadores, entre otros exámenes, mamografías, prueba de Papanicolau (PAP), toma de presión arterial, muestra capilar de glicemia, colesterol y la medición de su estado nutricional.