El Departamento de Acuicultura de la Facultad de Ciencias del Mar de la Universidad Católica del Norte (UCN), en su rol de promotor de esta actividad productiva a nivel latinoamericano, ha acogido la solicitud del Gobierno Regional de Tacna de recibir a una delegación de pescadores artesanales peruanos.

La pasantía, iniciada el lunes 29 de septiembre y que se prolongará hasta este miércoles, estará dedicada principalmente al manejo de recursos bentónicos de importancia comercial.

Durante estos tres días, los pasantes asisten a charlas sobre el cultivo de moluscos y repoblamiento de especies bentónicas. Además, recorren las instalaciones del Centro Costero de Acuacultura e Investigaciones Marinas de la UCN, y visitan a sus pares chilenos que han formado empresas del cultivo de ostión y han conocido en terreno el funcionamiento de una planta de proceso de este recurso, según detalló el coordinador de la actividad Luis Pereira.

De acuerdo con lo informado por la UCN en una nota de prensa, la visita forma parte de un proyecto financiado y patrocinado por el Gobierno Regional de Tacna (Perú), llamado “Fortalecimiento de la Cadena Productiva Acuícola de los Recursos Bentónicos Marinos de Importancia Comercial (Macha, Chanque y Concha de Abanico) en la Región de Tacna”. En este contexto fueron seleccionados 23 pescadores artesanales de diversas asociaciones, provenientes de once sectores de la Región de Tacna: Boca del Río, San Pedro, Virgen de Chapi, Playita Brava, El Planchón, Tomoyo Beach, Llostay, Vila Vila, Santa Rosa, Morro Sama y Cerro Moreno. Durante su estadía en Coquimbo (Región de Coquimbo), serán acompañados por dos profesionales y coordinadores del proyecto.

Para Jesús González, jefe del citado proyecto, esta actividad representa una valiosa oportunidad de conocer la tecnología local y que los pescadores aprendan de ella. “Acá se está desarrollando muy bien la acuicultura”, reconoció, comentando que el Gobierno Regional de Tacna está preocupado por la disminución de los recursos marinos, producto de la sobreexplotación y el fenómeno de El Niño.

Por su parte, Constantina Flores, pescadora artesanal desde hace ocho años, manifestó estar feliz en Chile: “Nos han recibido con los brazos abiertos”, dijo, destacando la importancia de “estar en contacto con los hermanos chilenos”. Agradecida de poder participar en esta pasantía, espera aprender de las tecnologías locales para compartirlas con sus colegas a su regreso a Perú.

Se espera que la actividad permita a los visitantes “visualizar e incorporar la experiencia que nuestro país posee en el tema acuícola, a la vez que ayude a generar lazos en la búsqueda de una sinergia productiva y comercial entre pueblos fraternos que comparten un mismo océano que se vislumbra como la principal fuente de soporte alimentario del futuro”, subrayó César Galleguillos, encargado de difusión del Departamento de Acuicultura UCN.

Cabe destacar que, en esta misma línea, en agosto recién pasado, una delegación del Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA) de Colombia realizó en la UCN una pasantía de entrenamiento en cultivo de moluscos y peces marinos, en el marco de un convenio internacional de cooperación técnica suscrito a finales del años 2012 entre ambas instituciones.

Asimismo, entre agosto y septiembre la UCN fue sede del curso internacional “Desarrollo de la Acuicultura Sustentable en América Latina y el Caribe”, en el que tomaron parte doce alumnos becarios provenientes de Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y Perú. Al igual que en años anteriores, el curso fue apoyado por las agencias de cooperación internacional de Japón, JICA, y de Chile, AGCI, cuyos representantes coincidieron en valorar esta iniciativa liderada por el Departamento de Acuicultura, que en casi tres décadas de trayectoria, ha permitido ampliar oportunidades de especialización, generar proyectos y amistad fraterna con los países de América Latina y El Caribe.

El Departamento de Acuicultura UCN mantiene actualmente convenios y asistencias técnicas con Costa Rica, Colombia y Perú, haciendo realidad una acuicultura integradora, estrechando vínculos y fortaleciendo la red profesional acuícola en todo Sudamérica.