(Pulso) Los altos precios han llevado a la industria salmonicultora a uno de los veranos de “San Juan” más favorables del último tiempo, y las proyecciones a futuro son mucho mejores. El llamado “súper ciclo” de los precios ha impulsado una serie de adquisiciones en la industria debido a las positivas expectativas para el próximo año.

En la industria sostienen que una baja en las cosechas de salmón atlántico provocaría un incremento en los precios durante las primeras semanas del próximo año. En esa línea, el gerente general de Los Fiordos, filial de Agrosuper, Sady Delgado, sostiene que las proyecciones públicas de la cosecha 2015 de salar indican que serán igual o menor a la de 2014.

De hecho, agrega que “estimo el ciclo positivo de precios lo veremos todo el 2015 y buena parte del 2016”.

De igual manera, el gerente general de Blumar, Gerardo Balbontín, planteó que “los precios debieran seguir con tendencia al alza, y se espera que al menos para los años 2015 al 2017 el incremento en la oferta se mantendrá por bajo el incremento en la demanda”.

A su juicio, el crecimiento de la oferta se mantendrá por debajo del incremento natural de la demanda que se estima entre un 6 y 7% anual, lo que también impactará a los precios.

Tendencia

Las buenas condiciones sanitarias en Chile se han reflejado en bajos niveles de mortalidad y altos pesos promedio de los peces. No obstante, durante las últimas 22 semanas el precio en que se cotiza el corte Trim D de salmón enviado a Estados Unidos ha experimentado una sostenida baja.

Si bien en 2014 los precios han bajado 22% desde su peak, debido a que todo el volumen que han colocado los noruegos en Rusia debieron ponerlo en el mercado spot, el CEO de Camanchaca, Ricardo García confía en el repunte. “Esta baja era esperable aunque no tan pronunciada, pues no se asumía tan buena condición sanitaria en Chile para la última parte de este año”, explica. Y remata: “Tenemos positivas proyecciones para 2015”.

A modo de ejemplo: US$5,46 la libra ha sido el peak del precio del corte Trim D a Estados Unidos este año. Mientras, el último registro es de US$4,23.

En la industria sostienen que la baja se debe a distintos factores. Uno de los responsables es el fuerte incremento en la cosecha de salmón atlántico respecto al año anterior, que se estima para este año en casi un 25% respecto de 2013.

“Como cada año, durante el segundo semestre debemos competir en el mercado americano con el salmón salvaje de Alaska, y con tan importante aumento en la oferta proveniente de Chile es normal que los precios se ajusten a la baja”, agrega Gerardo Balbontín.

Otro de las causas en esta baja en los precios se debe a las restricciones comerciales que sufre la industria en Rusia.

“Todo el volumen que colocaban los noruegos en Rusia (su principal mercado individual) tuvieron que salir a colocarlo en el mercado spot en otros lados”, explica Igal Neiman, gerente de planificación y marketing de Camancha. Sin embargo, esto en definitiva sería un efecto a corto plazo.

De hecho, los precios futuros del salmón noruego (transados en Fishpool) muestran una fuerte recuperación de precios para el próximo año.  “Se proyecta un precio promedio del Fishpool Índex para 2015 en torno a las NOK$42 (US$6,3) vs las NOK$33 (US$4,9) que se observan actualmente en el mercado spot”, acotó Igal Neiman de Camanchaca.

En tanto, el crecimiento esperado este año para las cosechas de salar en Chile se sitúa en torno al 20%, bastante por encima de lo que se proyectaba hasta hace solo unos meses.