Durante el seminario el seminario “Pharmaq contribuye a nivel global a la prevención de enfermedades en tilapia”, desarrollado en el 9° Foro Internacional de Acuacultura en Guadalajara (México) el 6 de noviembre, el gerente general de Pharmaq AS en Chile, Bernd Wrege, comentó que “en diez meses, casi se destruye la industria salmonicultora de Chile”. Esto al mostrar una diapositiva representando un mapa lleno de puntos rojos con los brotes de un virus que colapsó la producción de salmón del Atlántico en 2007.

En la siguiente diapositiva de su exposición, Wrege destacó que los puntos ya eran verdes, agregando que Pharmaq desarrolló una vacuna que ayudó a que la mortalidad en los peces decreciera, y nuevamente Chile se colocara como una potencia en la producción de salmones.

El año pasado Pharmaq ‒con presencia en países como Chile, Vietnam, Turquía y Reino Unido‒ llegó a Panamá y pronto lo hará a México. Esa es la razón por las que el equipo de la compañía farmacéutica noruega, que celebró diez años de dedicación e innovación para la acuacultura, estuviera presente en el foro.

Nils Arne Grønlie, al frente de la Región Centroamérica de Pharmaq, destacó que cuentan con un producto disponible para este mercado con lo que buscan promover el “uso de vacunas y proveer a los granjeros de herramientas de desarrollo sostenible, ya que la comunidad entera de productores de tilapia va en aumento”.

En tanto, Bernd Wrege ‒quien además es director de América Latina de la compañía‒ quedó muy satisfecho tras el seminario. “Creo que es el primer paso de acercarse a la región. De seguir avanzando y de estrechar lazos porque Pharmaq se considera como un partner de los acuicultores, nosotros desarrollamos productos para que a ellos les vaya bien, y si a ellos les va bien, también a nosotros”.

Al término de la presentación, hubo muchas preguntas del público asistente, algo que agradó a la encargada de Desarrollo de Producto e Investigación de Pharmaq, Edel-Anne Norderhus. “Estoy satisfecha con la discusión y me dan a entender que entendieron algo. Este año o el siguiente vamos a regresar a México porque vamos a colaborar con unas compañías para que hagamos algunas pruebas de campo. Para nosotros es muy importante hacer pruebas e intentar encontrar soluciones para el problema de enfermedades y eso es lo que estamos haciendo”.

Uno de los participantes más activos entre el público fu el investigador de la Universidad Autónoma de Baja California, Luis Martínez Rocha, quien se llevó buenas impresiones del seminario. “Se abordó un tema de patologías en tilapia, en específico para streptococcus. Creo que las pruebas o los tests que se realizaron para evaluar qué tan eficaz era la vacuna fueron bastante buenos, la vacuna demuestra que tiene eficacia desde las dos semanas. Considero que México debe ponerse al nivel de otros países y considerar la vacunación como una herramienta desde el inicio de las engordas».