La compañía Sealand Aquaculture S.A., presentó una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) para la construcción de una piscicultura de recirculación en las cercanías de la comuna de Puerto Natales (Región de Magallanes) por un monto de US$24 millones. La declaración fue ingresada al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) el viernes 23 de enero, donde se detalla que el proyecto se enfoca en la producción de smolt.

De acuerdo con la declaración, el proyecto denominado “Piscicultura de Recirculación Lago Balmaceda” corresponde a la construcción e implementación de una piscicultura ubicada en el sector desembocadura del río Hollemberg, en la bahía Desengaño.

Sealand destacó que la iniciativa incrementa “sustancialmente la bioseguridad, evitando los riesgos sanitarios que implica el mover peces de una región a otra”.

Con este proyecto la compañía Sealand Aquaculture busca producir 3.000 toneladas anuales de smolt a partir de ovas ojo, lo cual se llevará a cabo en dos etapas. En la etapa I se llegarán a las 1.080 toneladas anuales y, en la etapa II, se alcanzará la producción máxima de 3.000 toneladas anuales de smolt.

Tecnología de recirculación

El proyecto contempla la implementación de tecnología de recirculación para cada uno de sus sistemas de cultivo, “en donde sus principales ventajas son la baja contaminación generada debido al tratamiento que reciben las aguas, lo que permite su reutilización en el mismo cultivo, disminuyendo los requerimientos de agua en estos sistemas“, detalló la compañía.

Adicionalmente, estos sistemas permiten implementar altas barreras de bioseguridad ayudando a un estricto control del punto de vista sanitario como se detalla en la declaración.

Localización

Sealand Aquaculture destacó que, “la construcción de esta piscicultora se justifica dado el requerimiento de la empresa de manejar, conocer y asegurar la totalidad de las fases y procesos que afecten la producción de salmones”.

La compañía se planteó la construcción de la piscicultura en dos etapas “como una estrategia de desarrollo productivo, que minimice al máximo los impactos en el medio ambiente, y que incremente sustancialmente la bioseguridad, evitando los riesgos sanitarios que implica el mover peces de una región a otra”.

La superficie donde se emplaza el proyecto es de 11,4  ha, cuya fecha estimada para el inicio de las operaciones es el 15 de enero de 2016.