Ante la entrada en vigencia de la Resolución Exenta N° 451/15 que prohíbe la pesca de fondo en los montes submarinos de la Zona Económica Exclusiva (ZEE), la fiscalización de las actividades extractivas que se realizan en estas áreas recae en el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), desde donde confirman tener la tecnología adecuada.

“Actualmente fiscalizamos el 100% de la flota industrial con el Sistema de Posicionamiento Satelital, mediante el cual podemos observar y registrar 24/7 las rutas de navegación y áreas de operación de las naves industriales, con lo que podremos fiscalizar la prohibición de pesca de fondo en las áreas de montes marinos protegidos”, sostuvo a través de un comunicado de prensa el subdirector de Pesquerías del Sernapesca, Jorge Toro.

El monitoreo satelital de las naves de pesca consiste básicamente en la observación y análisis de los tracks que despliegan las naves en el tiempo, pudiendo identificar la embarcación, su armador, los puertos de operación, las especies y zonas de pesca autorizadas, entre otros, que permiten caracterizar e interpretar los tracks a través del software Themis Viewer.

Incluso el sistema posee alertas automáticas, lo que permite una fiscalización efectiva del control de veda por área y especies, así como el control de cuotas de capturas, al detectar faenas de una nave que tiene autorizado un recurso con cuota cerrada o en veda.

“Con este sistema podremos fiscalizar la operación industrial, y con la entrada en vigencia del uso del posicionador satelital para embarcaciones artesanales el próximo 9 de agosto, tendremos un control del 100% de la flota que podría operar en las áreas asociadas a los montes submarinos”, subrayó el subdirector de Pesquerías.

Es así que gracias a este sistema, no será necesario incorporar nuevas tecnologías o recursos para la fiscalización de estas zonas, pues el Sernapesca ya realiza una fiscalización de las áreas y tipos de operación que realizan las naves industriales, realizando un seguimiento a todo el viaje de pesca.

“Lo que nos queda por hacer es integrar al sistema estas nuevas zonas protegidas para revisar en tiempo real el tipo de navegación que realiza una embarcación cuando ingresa al área delimitada. Si una nave ingresa al área, lo que hacemos es analizar la velocidad y rumbo de navegación para ver si solo está navegando o realizando faenas de pesca”, explicó Jorge Toro.