(Pulso) Un cambio estructural inédito en el mundo gremial de la pesca es el que concretarán sus empresas el próximo lunes 9 de marzo en nuestro país.

En la sede de la Sociedad Nacional de Pesca (Sonapesca) se llevará a cabo la primera reunión de constitución de la nueva confederación pesquera, cuyo presidente será Francisco Orrego, ex subsecretario de Minería del gobierno de Sebastián Piñera.

Esta nueva entidad será integrada por al menos siete gremios, cuyos asociados mantienen operaciones en Chile.

Se trata de la Asociación de Armadores e Industriales Pesqueros del Norte Grande I y II Región (Asipnor), la Asociación de Industriales y Armadores Pesqueros IV Región (AIP), la Asociación de Industriales Pesqueros (Asipes), la Federación Gremial de Industriales Pesqueras de la Macro Zona X, XI y XII regiones (Fipes), la Asociación Gremial de Palangreros de Alta Mar, la Asociación de la Industria del Alga y otra asociación que reúne a industriales pesqueros de las regiones de Atacama y Coquimbo. Esta nueva confederación será encabezada por la Sonapesca, que actuará como aglutinador de las distintas entidades.

Fuentes ligadas a la industria pesquera aseguran que “esto será básicamente una especie de Sofofa (Sociedad de Fomento Fabril) o CPC (Confederación de la Producción y del Comercio) de la pesca, donde los representantes serán asociaciones gremiales locales”.

El papel protagónico que están teniendo los gremios en cada una de sus zonas ha obligado a esta nueva modalidad de la Sonapesca. De hecho, los temas que aborda la Asipes son muy distintos a los de la Fipes. A modo de ejemplo, la relación entre los actores de la pesca industrial y su pares del sector artesanal de la Región de Coquimbo es muy distinta a la que mantienen los mismos representes en la Región del Biobío.

“Sonapesca solo podía opinar de los temas internacionales. Asipes tiene el papel protagónico cuando se habla de sardinas, anchovetas o pesca ilegal de merluza”, detalló uno de los conocedores de esta nueva entidad, a modo de justificación.

En consecuencia, la nueva confederación quedará como un gran paraguas que se preocupará de asuntos a nivel macro, dejando a sus distintas asociaciones las cuestiones regionales.

Pese a estar más ligado a la minería, dada su condición de ex subsecretario, Francisco Orrego es también un destacado abogado y experto en asuntos gremiales, enfocando gran parte de su carrera a las políticas públicas.

Así lo explicó una fuente que pide reserva de su identidad, quien lo define además como “un coordinador y un comunicador que busca alternativas”.

Otro ejecutivo aseguró que no fue fácil dar con su nombre, pero que la idea fue que se tratara de alguien ajeno al sector, para que estuviera desde un comienzo por sobre los intereses particulares de alguno de los gremios.

De hecho, el caso de Francisco Orrego en una presidencia ejecutiva no es el primero en el mundo gremial. En 2007, la Asociación de la Industria del Salmón de Chile A.G. (SalmonChile) eligió a Cesar Barros, ejecutivo bancario, como su presidente, mientras que hoy Joaquín Villarino, ejecutivo ligado por años al sector sanitario, preside el Consejo Minero.

El arribo de Orrego marca también el alejamiento de uno de los históricos de la pesca. Rodrigo Sarquis, timonel de la Sonapesca, quien ha transmitido su interés de aumentar su presencia en Blumar, empresa resultante de la fusión entre Itata y Golfo y de la cual es su presidente.