Positivos resultados financieros informó este miércoles 11 de marzo Compañía Pesquera Camanchaca para el año 2014, gracias a mejores precios y menores costos de sus productos, buenas condiciones sanitarias en el salmón, y mayores biomasas procesadas, lo que configuró un escenario de normalización operacional y financiera para la empresa.

Fue así que los Beneficios antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones (Ebitda, por sus siglas en inglés) -antes de fair value-, pasó desde US$12 millones a US$66 millones, representando casi un 10,5% de sus activos totales.

Los ingresos por su parte, alcanzaron un récord histórico de US$496,4 millones, un alza de 13% respecto con 2013, distribuida en todos los negocios de la empresa: 18% en Pesca, 11% en Salmones y 10% en Otros Cultivos.

La utilidad, en tanto, llegó a US$11,1 millones en 2014, un alza de US$28 millones frente a la pérdida de US$17 millones que había registrado el año anterior. “Durante el cuarto trimestre del año pasado, débiles precios en el mercado del salmón Atlántico generaron un ajuste al valor de mercado proyectado de las biomasas próximas a ser cosechadas, de US$10,4 millones negativo, revirtiendo un balance neutro registrado al 30 de septiembre para estas biomasas”, detalló en su balance financiero la firma ligada a los empresarios Francisco Cifuentes Correa y Jorge Fernández Valdés.

Harina de pescado y salmón Atlántico

El gerente general de Camanchaca, Ricardo García Holtz, ahondó sobre los resultados que “este año registramos una normalización en la rentabilidad de nuestros negocios, con mejoras en el precio de la harina de pescado que, debido a la ausencia de pesca en Perú en el segundo semestre, superó la barrera de los US$2.000 la tonelada y la tendencia histórica en los últimos dos meses del año, situación aprovechada por Camanchaca gracias a inventarios disponibles”. Fue así que el precio promedio anual de la harina de pescado fue de US$1.763 la tonelada para Camanchaca, un alza de 10%.

García agregó que “adicionalmente, y a pesar del debilitamiento del precio del salmón Atlántico al final del año, su precio anual subió casi 10%, dejándolo en su nivel de tendencia histórica. En la misma área, obtuvimos ejemplares más sanos y de mayor peso, que se tradujo en menores costos, para lo cual también contribuyó llegar a una cosecha de 39.000 toneladas de Atlántico, un alza anual de 19%”, detalló el ejecutivo.

Sardina y Otros Cultivos

Un tercer factor favorable a los mejores resultados fue la recuperación de la biomasa de sardina en el sur, que permitió capturas 124% mayores a 2013, totalizando 96.000 toneladas, con un 23% más de rendimiento de aceite. Ello permitió alcanzar un Ebitda en la división Pesca de US$33 millones.

En Cultivos, destacó el buen desempeño de los mejillones, área donde el gerente general de Camanchaca comentó que “es una gran satisfacción ver cómo los esfuerzos de costos y los desarrollos de nuevos mercados y clientes para el mejillón chileno han permitido dar vuelta los resultados de este negocio en que Chile tiene tanta ventaja competitiva”. El Ebitda de mejillones fue récord y alcanzó los US$5,3 millones, gracias a mejores rendimientos, menores costos y mayores precios, lo que generó un aumento de 23% en los ingresos y una mejora de márgenes.

En el cultivo de ostiones, durante 2014 Camanchaca concentró su operación únicamente en la Región de Coquimbo, cerrando aquellas en la región vecina de Atacama, lo que generó un cargo extraordinario y no recurrente en resultados, de US$2,5 millones. Al respecto, Ricardo García concluyó que “cuando hay condiciones que reducen las ventajas competitivas de una actividad, y ello marca una tendencia de largo plazo, es necesario concentrarse donde sí las haya, por lo que lamentablemente cerramos el cultivo de ostiones en la Región de Atacama”.

Para revisar en detalle el balance financiero de Camanchaca, descargue el siguiente documento: Análisis_Razonado_Camanchaca_Año_2014