Jefes de flota, patrones pesqueros, gerentes y empresarios de la industria crustacera de la zona centro-norte del país, integrantes de la Asociación de Industriales y Armadores Pesqueros de Coquimbo (AIP) participaron en el taller “Buenas Prácticas Pesqueras” desarrollado en dependencias de Pesquera Quintero el pasado martes 10 de marzo.

En la oportunidad se expusieron criterios y propuestas operativas orientadas a validar la información de las capturas en el Programa de Descarte Pesquero, la cual posteriormente es analizada por el Instituto de Fomento Pesquero (IFOP) para elaborar los informes del Programa de Seguimiento Pesquerías de Crustáceos Demersales y del Programa de Descartes.

El objetivo medular es dimensionar el impacto de las nuevas redes con que opera la industria crustacera desde noviembre de 2014, donde se prevé mayor selectividad de la especie objetivo y menor captura de fauna acompañante, al margen de minimizar la alteración del sustrato marino.

El gerente de la AIP, Leandro Sturla, puntualizó que “esta iniciativa es inédita en el sector y permite exponer y coordinar acciones con los actores estratégicos que favorezcan la permanencia y proyección de la actividad considerando las mejores tecnologías disponibles. Además, esta iniciativa está ligada al Proyecto de Certificación de Pesquerías de Crustáceos Demersales bajo el estándar Marine Stewardship Council (MSC), que desarrolla la AIP con Corfo (Corporación de Fomento de la Producción) y la ASOEX (Asociación de Exportadores de Frutas de Chile A.G.)”.

Por su parte, el jefe de Proyecto de Descarte del IFOP, Marcelo San Martín, comentó que “es muy positivo que esta iniciativa haya surgido desde las empresas. Es gratificante contar con la constante colaboración y es muy relevante para nosotros el que ellos mismos estén impulsando actividades en pro de una pesquería sustentable y de buenas prácticas”. Respecto al inicio del programa con los observadores científicos a bordo, San Martín detalló que “como cualquier programa nuevo, cuesta ponerlo en marcha y si bien hemos tenido dificultades, la voluntad siempre ha estado para poder seguir adelante. Desde que partimos uno de los aspectos más importante fue mantener el nexo con los capitanes y con toda la tripulación, que son los primeros que aportan con la información”.

En ese mismo punto, Ricardo Cáceres, jefe de Flota de Bracpesca, manifestó que había participado en varios talleres, pero este ha sido uno de los más completos, “ya que se aclararon varios puntos que estaban confusos entre los capitanes. Hoy ha sido un taller bien explicativo y hemos quedado lo suficientemente claros para llevar adelante estas tareas que son en ocasiones tediosas y difíciles pero son las que van a sustentar nuestro trabajo”.

Por su parte, el jefe de Proyecto Seguimiento Pesquerías de Crustáceos Demersales del IFOP, Maximiliano Zilleruelo, enfatizó en la necesidad de comunicar las ideas y objetivos a todos quienes participan de la actividad. “Es importante concientizar y hacer entender la esencia de los problemas para que todos apoyen estos cambios y se logren las mejoras necesarias. Es decir, iniciativas como arreglar la red para que funcionen mejor desde un punto de vista ambiental y también desde el punto de vista de las capturas es importante que se comprendan y comuniquen hasta la base, que es la gente que las ocupa en el mar”.

Por otro lado, Zilleruelo recalcó que “esta es una pesquería que tiene bastantes puntos a favor y muy mala publicidad, y no por lo que han hecho acá sino por cómo ha sido las pesca de arrastre en otras partes del mundo. Entonces, esto también es parte de la mejora de imagen que tiene que tener esta pesquería donde el ideal es que se trabaje para mejorar algunos puntos que todavía tienen en contra y así lograr que la cosas funcionen bien y sean reconocidos como tal”.