Preocupación existe en el sector pesquero artesanal pelágico de la Región del Biobío ante la aprobación por parte de Consejo Regional (CORE) de la creación de la nueva Región de Ñuble, en sesión realizada en Chillán el jueves 26 de febrero, teniendo en cuenta que la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, solicitó la consulta al organismo para enviar finalmente el proyecto de ley al Congreso.

De acuerdo con lo informado por la Confederación Nacional de Pescadores Artesanales de Chile (Conapach), los pescadores pelágicos alegan que la nueva distribución administrativa vendría a acotar aún más su zona de pesca y les impediría acceder a los caladeros históricos donde se encuentran los peces, principalmente la sardina y la anchoveta.

“Los pelágicos del Biobío están trabajando el acceso a regiones contiguas mediante la única herramienta legal que tienen, que es el Comité de Manejo; entonces la creación de una región intermedia significaría hablar de regiones o zonas discontinuas, lo que al no estar considerada en la Ley de Pesca terminaría por negar definitivamente el acceso de los pelágicos del Biobío a sus caladeros históricos que están al sur de su Región del Maule”, publicó la Conapach en su sitio electrónico (www.conapach.cl).

Para Cesar Jorquera, director de la Conapach y dirigente del Sindicato SPAADA de Talcahuano, sus aprehensiones pasan porque se les va a achicar la región pesquera, “por más que las autoridades nos digan que estemos tranquilos porque no va a influir en nuestro límites marítimos, a nosotros nos va a afectar igual, toda vez que estaríamos hablando de una nueva categoría como es la región discontinua”, adujo Jorquera.

“Es conocido por todos que los pescadores artesanales pelágicos del Biobío históricamente hemos recorrido más allá de los límites de nuestra región en busca de los peces. Hoy estamos recurriendo a una herramienta legal como es el Comité de Manejo de las pesquerías sardina/anchoveta, para que una vez logrados los acuerdos con los pescadores de la misma pesquería podamos tener acceso a nuestros caladeros históricos. Estamos convencidos de que así como esta pesquería se estudia y administra macrozonalmente debe ser capturada de la misma forma, es decir macrozonalmente, pero en la medida que nos sigan creando regiones intermedias lo único que hacen es acotarnos aún más nuestra zona de pesca”, subrayó Jorquera.

Y continúo, “en la práctica, lo que nos afectaría sí o sí porque no sale en la ley, es el paso a las zonas discontinuas, pues lo que hoy dice la ley que uno puede acceder a las regiones contiguas con el acuerdo de los pescadores de una misma pesquería, pero nada dice acerca de las zonas discontinuas, lo que nos limitaría enormemente”.

Y finalizó: “en el evento en que la creación de Ñuble región sea una decisión tomada, nosotros los pescadores artesanales vamos a pelear para que se cree por ley el paso a las zonas discontinuas y se nos garantice el paso libre donde están nuestros caladeros históricos”.

En tanto, Sara Garrido, directora de la Conapach y dirigenta de Caleta Coliumo, Región del Biobío, puntualizó que “efectivamente en la última reunión del CORE se había hecho la consulta pero que, sin embargo, a los pescadores artesanales no se le ha consultado al respecto y que no ha habido instancias de participación, ni a través de la Comisión Regional de Usos del Borde Costero (CRUB) ni a través de otra instancia”.

La dirigenta artesanal miembro de la CRUB regional ahondó que no ha habido reunión de la instancia en la que participa desde octubre del año pasado y aclaró que en el CORE se le preguntó a la delegada de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) presente acerca de la situación en la que quedarían los pescadores artesanales, quien dijo llevaría la consulta a nivel central.

“No ha habido instancias de participación, ni en la consulta que se le ha hecho al CORE ni a los pescadores artesanales de la región. Si la Presidenta piensa que hay participación en el proceso de consulta debe saber que no es así y que nadie ha visitado al sector pesquero artesanal para informar ni consultar algo”, enfatizó Sara Garrido.

“Quiero dejar en claro que nosotros como pescadores artesanales no nos oponemos a la creación del Ñuble región porque creemos legítimo que la provincia quiera transformarse en región, pero mientras el Gobierno no resuelva qué va ha pasar con los pescadores artesanales nos mantendremos alertas; más ahora que la pesca de la sardina y anchoveta se da en los límites regionales. Prohibir y limitar las zonas de pesca es definitivamente matar a la pesca artesanal”, aseveró Garrido.

Para concluir, dijo que “uno de los primeros reclamos que vamos a hacer es que no ha habido las instancias ni los espacios en el Gobierno Regional para considerar la voz de los pescadores artesanales. Y en el caso de que ingrese al Congreso, no vamos a quedar conformes hasta que se aclare cómo van a quedar los límites marítimos, tienen que haber garantías de que eso va a ser así y que no ocurra lo que sucedió en la regiones de Los Ríos y Los Lagos, que se definió con el tiempo, sino que quede estipulado de manera permanente”.