Más de 340 fiscalizaciones, tanto en restaurantes, caletas pesqueras o fábricas de elaboración de productos marinos realizará la Secretaría Regional Ministerial (Seremi) de Salud de Coquimbo para mantener los controles sanitarios a la hora de vender pescados y mariscos, considerando la alta demanda para Semana Santa.

En la caleta artesanal de Coquimbo, la intendenta Hanne Utreras encabezó la fiscalización y entrega de recomendaciones para tener un consumo seguro de las recetas marinas, destacando que el borde costero de la Región de Coquimbo se ha caracterizado por mantener las mejores condiciones de almacenamiento y venta en los locales autorizados, desde La Higuera a Los Vilos.

Tras la inspección, la intendenta manifestó: “vengan a comprar pescados y mariscos con toda seguridad. Está todo en orden, las condiciones se cumplen, y debemos precisar que debemos consumir siempre los productos del mar cocidos y comprarlos en locales autorizados”.

Un control de calidad y consejos que se extienden también a los hogares, pues la Seremi de Salud explicó que una vez comprado los productos, estos deben mantenerse siempre bien refrigerados para no generar la condiciones de brote de virus gastrointestinales.

“La mayoría de las enfermedades se producen en la casa, porque se rompe la cadena de frío. Recomendamos mantenerlos ojalá a 5 grados. Por lo tanto, vengan a las caletas a consumir con tranquilidad porque esto está funcionando de forma óptima y con los permisos sanitarios”, comentó el seremi (s) de Salud, Rosendo Yáñez.

Con esto, se espera que se desarrolle de manera normal todo un proceso de venta antes y durante Semanada Santa, uno de los períodos en que más se consume pescados y mariscos en el país, cuya calidad está garantizada, según los mismos vendedores.

“Se mantendrán los mismos precios, no nos conviene subirlos mucho porque como han pasado tantas cosas en el país debemos ser conscientes con los clientes”, afirmó Nicolás Tarantino. Mientras que Belén Olivares agregó que “tenemos los productos congelados, con hielo y esperamos que llegue la gente en Semana Santa. Todo con papeles, garantizado y fresco”, enfatizó.

Sin embargo, la fiscalización sanitaria se complementa con la labor desarrollada por el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) que desde la segunda semana de marzo ha implementado un plan de control carretero con Carabineros, Policía de Investigaciones (PDI) y la Armada.

El director regional del Sernapesca Coquimbo, Jaime Molina, manifestó que dicho trabajo ha permitido incautar “21 toneladas de recursos, especialmente merluza, locos y jureles de baja talla, los que se comercializarían en el mercado informal”.