La Comisión de Hacienda del Senado aprobó la idea de legislar el proyecto que establece una ley marco para la inversión extranjera directa en Chile que considera la creación de un Comité de Ministros y una Agencia de Promoción de la Inversión Extranjera, que estará encargada de implementar las políticas de promoción establecidas por el comité antes mencionado.

[Casi US$100.000 millones totaliza inversión chilena en el exterior entre 1990 y 2014]

El senador Andrés Zaldívar destacó que “nuestra agencia actualmente en el Comité de inversiones extranjeras era más bien un lugar de ventanilla donde llegaban los inversores extranjeros a solicitar los beneficios, la invariabilidad y otros, o  a registrar sus inversiones. Sin embargo, el Comité de Inversiones Extranjeras con el tiempo ha ido disminuyendo mucho”, según consigna la nota publicada en el portal de la Cámara Alta.

Puntualizó que “las agencias internacionales de los países hoy día son promotoras, son activas, buscan la inversión y los inversores buscan sobre todo la estabilidad política, económica y Chile cuenta con ello. Además, el Estado y los privados a través de esta agencia señalan a la inversión extranjera los espacios o nichos donde se pueden hacer inversiones y eso es lo que viene en este proyecto, que me parece muy bien”.

De esta manera, la agencia se convertiría en una suerte de coordinadora de los esfuerzos por atraer inversión a Chile, teniendo para ello la facultad de crear un Consejo Asesor Consultivo, que incorporaría a representantes del sector privado que pudieran aportar con su experiencia a un mejor desarrollo de sus funciones.

Asimismo, el proyecto también apunta al término de la llamada invariabilidad tributaria que existe actualmente y mediante la cual el Estado se compromete a mantener una tasa impositiva inmodificable durante un período determinado para ciertas empresas.

Al respecto, el senador Andrés Zaldívar, aseguró que se estableció una transición de cuatro años para quienes tengan invariabilidad, recalcando, además, la fuerza que deberá tener la nueva agencia para poder hacer efectiva la tarea de promoción.