Como una «buena noticia para los productores de semillas» estimaron las autoridades los resultados realizados tras la emergencia vivida en los sectores cordilleranos del Estuario del Reloncaví, en la Región de Los Lagos.

Así lo calificó el Comité de Emergencia Acuícola – Pesquero, conformado por la secretaria regional ministerial (seremi) de Economía, Carmen Gloria Muñoz; el seremi de Energía, Javier García; el director del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), Eduardo Aguilera; el director zonal de Pesca y Acuicultura, Juan Gutiérrez; y representantes de la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) y el Servicio de Salud, tras conocer los estudios realizados por el Instituto de Fomento Pesquero (IFOP) que indicarían niveles normales en los cuerpos de agua del Estuario del Reloncaví, sector que reúne una gran cantidad de producción mitilicultora.

Lo anterior fue confirmado por la secretaria regional de Economía, quien detalló que a pesar de que «no es posible por parte nuestra predecir lo que puede ocurrir, ya que entendemos que el Sernageomin (Servicio Nacional de Geología y Minería) ha mantenido el nivel de alerta porque el volcán se encuentra en un proceso eruptivo y no se pueden descartar nuevas erupciones sobre el Estuario del Reloncaví y el sector donde se concentra la actividad de la mitilicultura, afortunadamente los muestreos que ha llevado el IFOP revelan que la situación es normal, sin efectos negativos sobre la producción actual», destacó Muñoz.

En la misma línea, el director zonal de Pesca y Acuicultura precisó que de acuerdo con el mencionado informe se revela «que el aporte de elementos como el sílice aumentan la posibilidad incluso de mejorar en corto plazo, la disponibilidad de alimento para la semilla y todos los organismos filtradores que están en ese sector, a lo que se suma la inspección ocular que se realizó el viernes pasado por un equipo de varias instituciones en las cuales participó la Dirección Zonal de Pesca y Acuicultura, que también reflejó que los colectores de semillas se encuentra en muy buen estado y que el deterioro parcial en algunas cuelgas podrían deberse a un fenómeno natural previo a la erupción del volcán. Por lo tanto, esta información da cuenta de una situación relativamente normal de la producción de mitílidos en ese sector y que todo indica que no debería haber ningún efecto hoy día respecto de la semilla que se pudiera producir en ese lugar», sostuvo Gutiérrez.

Al respecto, el director regional del Sernapesca Los Lagos destacó que sobre «la cantidad de ácido silícico que ha emanado del volcán y que ha estado cayendo al agua, la evidencia científica -muy reciente por cierto- indica que esto permite incrementar los niveles de algunos componentes del fitoplancton específicamente diatomeas, por lo tanto esto también podría estar explicando porqué se está observando que hay mayor cantidad de alimento disponible para la semilla. Con las condiciones, los estudios y las inspecciones que se han realizado, hasta el momento se refuerza que hasta aquí la situación se puede calificar de normal y de no mediar cambios no deberían haber modificaciones en los próximos meses».

A ello agregó que «esta es una muy buena noticia para los productores de semillas ubicados en el Estuario del Reloncaví y para la industria que podría tranquilamente utilizarlas en sus procesos productivos sin ningún temor», aclaró Aguilera.

Estudios científicos

Una de las investigaciones consideradas en el análisis de la situación del Estuario del Reloncaví, que se vio afectado por la caída de ceniza tras la erupción del volcán Calbuco, es el estudio de los investigadores Pamela Labbé-Ibáñez, José Luis Iriarte y Silvio Pantoja, que evidenció el efecto positivo del ácido silícico en la producción primaria, favoreciendo la productividad de diatomeas, las que son parte importante de la alimentación de mitílidos. Este estudio fue publicado este año en la revista científica Latin American Journal of Aquatic Research (41(1): 80-93,2015).

Esto se refuerza, además, con el Informe Muestreo de Fitoplancton del Estuario Reloncaví realizado por el IFOP, el que se efectuó el 30 de abril 2015 y que compara los resultados generados el 16 de marzo 2015, anteriores a la erupción volcánica, revelando la detección de un aumento considerable de las cantidades de fitoplancton dentro del Estuario.